Mi hijo pega. El Taller de las Emociones

Educación Emocional

¿Tu hijo/a tiene complejo de Karate kid? ¿Pega cuando se enfada?. Tratamos este tema en este taller de las emociones. 

Cuentos y Creatividad para el aprendizaje emocional.

Este material forma parte del curso online El Taller de las Emociones 

¿Por qué mi hijo/a pega?

En primer lugar, calma; pegar es un comportamiento relativamente normal entre los 1-5 años ( esto no quiere decir que suceda antes ó después) y principalmente responde  a una falta de habilidades socio-emocionales. 

Cuando un niño se siente frustrado (ya sea porqué alguien le ha cogido un juguete ó porqué no puede hacer lo que quiere etc.) va ha generar un estado de enfado y rabia que probablemente no sepa canalizar adecuadamente ; toda esta rabia explota de manera física de diversas formas: en forma de rabieta, en forma de llanto y también en forma de agresión hacia sus compañeros e incluso hacia sus padres. 

Así que en primer lugar tu hijo/a pega porqué se siente frustrado/a y no sabe qué hacer.

¿Qué podemos hacer?

Ante todo mucha calma, es evidente, pero a menudo delante un estallido emocional de nuestros hijos/as perdemos el control, así que para ayudar a tu hijo/a necesitas mantener la calma. Te voy a compartir unos pasos claros : 

  1. Bloquear para que no siga pegando (sujeta sus manos pero sin afán de hacer daño sólo para que no siga pegando y mantén la distancia). 
  2. Valida sus emociones pero sé firme” Veo que estás muy enfadado, pero no se pega” ” Estás tan enfadado que hasta quieres pegar a mamá”. 
  3. Empatiza. Cuando veas que poco a poco se esté calmando es el momento de empatizar ” Yo a veces también me enfado muchísimo y también me entran ganas de pegarle a alguien, te entiendo” Cuando veamos que ha conectado que ya está más tranquilo/a quizás necesite un grandísimo abrazo 😉
  4.  Ofrece alternativas. Una vez esté calmado/a necesitamos solucionar el problema es el momento de pensar en opciones para salir de la situación. Así que es tu turno ofrece alternativas. 
  5. Reflexiona sobre las consecuencias de sus actos. Una vez ya estamos todos calmados y ha pasado la situación es el momento de reflexionar sobre las consecuencias de sus actos, puedes ahora sí usar alguno de los cuentos que te propongo abajo . 

Cuentos Propuestos

1.Las Manos no son para pegar. Martine Agassi

Las manos se pueden usar para hacer todo tipo de cosas. Muchas buenas, y también algunas malas. Este libro es una ayuda para padres y profesores, para  descubrir que la paz, el respeto y el cuidado de los demás, empiezan también con las manos. Muy buena opción para niños a partir de 4 años. 

2. ¡Dudú no muerdas! de Polly Dumbar

Dudú tiene ganas de morder. Mastica el correo, da un bocado al sofá, roe la lámpara?.¡Hasta que ve algo MUY apetecible para mordisquear!

3. El cojín de Martina Repentina. Ester Llopis

“El cojín de Martina Repentina” es un cuento y un manual de acompañamiento de las emociones para toda la familia, diseñado para trabajar el enfado respetando la expresión de la emoción y a las personas que conviven con nosotros

Para trabajar la frustración te propongo que visites este enlace en el que dejamos una selección extensa sobre el tema pero añado dos más

Tengo un Volcán de Miriam Tirado

Alba no lo sabía, pero tiene un volcán en su interior, más o menos entre el ombligo y las costillas. A veces, el volcán se enciende y explota. Entonces el fuego lo quema todo y Alba sufre y se asusta, todo a la vez. Pero una noche una pequeña hada le explica qué puede hacer cuando se enfada, un truco que la llevará a descubrir sensaciones inesperadas.

Fergal echa humo de Robert Starling

Fergal es un buen chico, pero cuando alguien le dice lo que tiene que hacer se pone muy… muy… furioso. Un dragón con temperamento explosivo no es una buena combinación, como la familia y los amigos de Fergal descubrieron muy pronto. Quema la cena (literalmente), reduce a cenizas la portería del campo de fútbol y no puede disfrutar de un juego de mesa agradable y tranquilo. Sólo cuando empieza a notar que otros animales tienen trucos inteligentes para calmarse, Fergal comienza a tomar el control de su genio y a recuperar a sus amigos; especialmente cuando descubre que los dragones pueden calmarse de una manera muy fácil.

 

 

Actividades Post-Lectura

Las actividades que te recomendamos hacer tienen por objetivo tener otras estrategias para calmarnos y canalizar la rabia y la frustración, estrategias más saludables que pegar. 

Para estas estrategias funcionen necesitamos dos cosas: que los niños entiendan por qué deben usarlas (os ayudará a la toma de conciencia los cuentos que os hemos propuesto arriba) y en segundo lugar entrenar ( es decir que ellos estén familiarizados con estas estrategias y las conozcan de antemano para poder usarlas en el momento necesario). 

  1. Entreno de la Respiración. Una de las mejores estrategias para calmarnos es enfocarnos en nuestra respiración . Las emociones tienen un impacto en nuestro cuerpo, si cuando nos enfadamos y sentimos rabia nuestra respiración se acelera; al contrario es también cierto, si nos centramos en practicar respiraciones profundas nos calmaremos. En este post te damos cuentos e ideas para practicar la respiración profunda. 
  2. Cojín de la Rabia. La necesidad de pegar es una necesidad física de descarga de la emoción, hasta aquí todo bien, el problema es que cuando pegamos hacemos daño física y psicológicamente a los demás . Así que os proponemos poder descargar toda esta rabia pero de manera saludable, podéis usar un cojín a tal efecto . 
  3. Romper Papeles. Elige un papel de un color que refleje la emoción principal que estás experimentando en ese momento. Entonces, dedícate durante 10 minutos a rasgar el papel. La idea es que lo rasgues tan rápido o tan lento como prefieras, aunque lo ideal es que lo hagas muy despacio, mientras localizas la emoción en tu cuerpo y sientes cómo esta pasa a través de tus manos y llega hasta el papel que estás rasgando. Cuando termines, te sentirás más aliviado y tranquilo.
  4. Frasco Come-Problemas. Otra alternativa consiste en cortar tiras de papel y anotar en cada una, las cosas que  preocupan al niño. Pon las tiras en un frasco, agítalo varias veces, mientras ves todas esas preocupaciones se mezclan, justo como sucede en la mente, y luego romperemos los papeles. 

_________________________________________________________________________________________________________

Si te interesa más ideas y estrategias a tu disposición el curso online El Taller de las Emociones. 

Comparte el artículo

It's only fair to share...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Artículos que pueden interesarte

La gratitud, clave de la felicidad.

La gratitud es una de muchas emociones positivas. Se trata de centrarse en las cosas buenas de nuestras vidas y dar gracias por lo que tenemos. Te contamos por qué es fuente de felicidad y cómo fomentarla en los niños. Curso Online: Educar en Inteligencia Emocional ...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Alta Sensibilidad en la Infancia CURSO ONLINE

Nueva Programación – 100% práctica- 
Este  curso os dará herramientas para :

  • entender qué es la alta sensibilidad,
  • qué características tiene en cada etapa de la infancia 
  • qué podemos hacer padres y educadores para acompañar  a los pequeños.

Inicio: 24 Febrero 

Más Información