En España, el 70% de los escolares de 15 años afirma que  ha sido víctima o verdugo (en muchos casos, ambos) de bullying, tanto de forma presencial como mediante nuevas tecnologías. Es por tanto un asunto en el que deberíamos trabajar de forma decidida desde el ámbito escolar.

Veamos en este post cómo detectarlo, cómo trabajarlo y cómo prevenirlo.

Este material forma parte del curso online Educación Emocional en el Aula. 

0. Definamos Bullying

  • Suele incluir conductas de diversa naturaleza (burlas, amenazas, agresiones físicas, aislamiento sistemático, etc.).
  • Se repiten y prolonga durante el tiempo.
  • Suele estar provocado por un alumno, apoyado por un grupo, contra una víctima que se encuentra indefensa.
  • Se mantiene debido a la ignorancia o pasividad de las personas que rodean a los agresores y a las víctimas sin intervenir directamente.
  • La víctima desarrolla miedo y rechazo al contexto en el que sufre la violencia; pérdida de confianza en sí mismo y en los demás y disminución del rendimiento escolar.
  • Factores socio-emocionales:
    • Disminuye la capacidad de  empatía del agresor.
    • Falta de sensibilidad, apatía e insolidaridad de las personas que observan.
    • Reduce la calidad de vida del entorno en el que se produce: dificultad para lograr objetivos y aumento de los problemas y tensiones.

1. Detectar Bullying

Cómo podemos detectar que un niño está siendo el blanco de una conducta de acoso escolar, los indicadores no siempre están claros, pero lo que es importante es decir que son un conjunto de ellos durante un periodo largo de tiempo.

captura-de-pantalla-2018-10-30-a-las-10-17-39

2. Intervención y Principios Básicos. 

1. Reconocer que acoso y el conflicto no son lo mismo.

El conflicto es sin duda inherente a la vida en sociedad, y por tanto el objetivo debería ser; por un lado generar estrategias y fórmulas para que los niños aprendan a gestionar el conflicto y por otro lado reducir (cuando sea oportuno) el nivel de conflicto

Sin embargo,  conflicto no es igual a acoso. . La conducta de acoso es una estrategia que se aprende y se repite porque funciona para saciar las necesidades insaciables: poder, inseguridad, atención o venganza. Sin embargo, con el conflicto, se puede lograr una resolución real sin crear la cadena de abuso .

2. Para romper el patrón del acoso  es necesario hablar.Positiva y Compasivamente. 

“Las cosas que no se dicen, no se saben.” A veces necesitamos ayuda porque situaciones de nuestra vida, cosas que nos pasan, nos resultan complicadas y no las sabemos afrontar/solucionar solos. Sin embargo, si no contamos nuestro problemas podremos hallar apoyos para solucionarlos.

Para poder romper el patrón del acoso este necesita hacerse evidente y por tanto debemos crear : canales de comunicación y por otro lado un entorno que nos permita confianza, empatía y comprensión .

Herramientas Propuestas: 

  1. La Caja de los Conflictos. Este recurso nos va a permitir comunicar, incluso desde el anonimato, problemas personales, preocupaciones, injusticias e incluso situaciones ajenas que pudieran estar causando malestar o dolor a otros y de las que somos conocedores.
  2. Comunicación Positiva y Compasiva. Educar a la comunidad para que todos, desde padres y administradores hasta estudiantes y maestros, sean capaces de expresarse de manera positiva y compasiva para que exista un clima en el que podamos expresarnos y solucionar conflictos; un clima en que el silencio ó secretismo no sea una opción.

3. Estrategias de Resolución de Conflictos. 

Deberíamos tener una apuesta decidida para trabajar la resolución de conflictos de manera constante en el aula: por un lado generando canales que permitan expresar el conflicto evitando por tanto que quede silenciado y por otro lado enseñando estrategias de resolución de conflictos.

Herramientas Propuestas

Las reuniones de clase,  son una herramienta maravillosa para la gestión de los conflictos de manera democrática. ¿Cómo llevar a cabo las reuniones de clase? Las reuniones  tienen una estructura determinada que se ha de seguir.

1. Cumplidos: al iniciar la junta, todos deben hacer un cumplido a cada miembro. 

2. Agradecimientos: alternemos entre los cumplidos cosas por las que estamos agradecidos.

3. La agenda: discutir los asuntos en orden cronológico, así no elegiremos “el más importante”.

4. Solución de problemas: hay que enseñar es concepto de enfocarse en soluciones a los niños . Todos los miembros dan sugerencias, se revisa si las soluciones cumplen los criterios (si no es así, descartamos las correspondientes y explicamos por qué), se elige una y hay un compromiso para ponerla en práctica por parte de las personas implicadas en el problema, contándonos la siguiente semana qué tal les ha ido, si ha servido o no, etc.

5. Discusión de tareas : los niños cooperan más si pueden expresar sentimientos, contribuir en las decisiones, planear, elegir.

6. Planeación de actividades (hoja de actividades divertidas): actividades semanales . 

7. Actividad de cierre: Como ya hemos dicho, actividad en grupo (mejor si es divertida para los niños) para terminar nuestra reunión con un gran “sabor de boca”.

Podéis consultar también este enlace sobre protocolos de resolución de conflictos en el aula. 

4. Problemas de Base, Soluciones de Base. 

Para poder solucionar el problema debemos entender exactamente por qué ocurre, por qué el/los acosadores inician este proceso, para ello os proponemos usar el modelo de la psicología individual de Adler y Dreikius .

Alfred Adler postula que el humano es un ser eminentemente social, gregario, por lo que la meta última de su comportamiento sería obtener un sentimiento de “PERTENENCIA E IMPORTANCIA”, en otras palabras sentirse querido , y por tanto cualquier conducta humana, tiene por objetivo último hacer que el individuo se sientan perteneciente al grupo (sea cual sea éste: familia, escuela, equipo de natación, grupito de juego del parque…). Para Adler, el niño (desde que nace) está tomando decisiones en base al sentimiento de pertenencia e importancia (qué hacer o no para lograrlo); es lo que Adler define como “Lógica Interna”.

El “problema” reside en que los niños son maravillosos observadores de lo que pasa a su alrededor pero no tan buenos interpretadores de esta realidad y a menudo toman decisiones para conseguir sentido de pertenencia basadas en una mala interpretación de esta realidad. Añadió Rudolf Dreikurs ,  discípulo de Adler la teoría del Iceberg de Comportamiento que no es nada más que la idea que nosotros observamos sólo la punta del iceberg que es el comportamiento del niño pero si queremos cambiar este comportamiento de manera real tenemos que entender el por qué , es decir, cuál es la meta errónea de conducta y actuar sobre ella. 

Hay cuatro grandes metas erróneas de conducta: Poder, venganza, atención, ineptitud. Descubrélas en este artículo “ Qué quiero decir cuando me porto mal” .

captura-de-pantalla-2018-10-30-a-las-10-44-40

5. Busca la restauración, no el castigo.

El doctor Ginnott una de las personas que más ha hablado sobre el valor del castigo dice lo siguiente: “Un niño debe experimentar las consecuencias de su conducta, pero no un castigo”. Según su criterio, en una buena relación afectiva no había lugar para estas medidas.

El doctor Ginnot insiste en decir que el problema del castigo no soluciona nada, que más que formar “deforma” porque el niño, en vez de lamentar su mala acción y buscar la manera de enmendarse, se obsesiona sólo con fantasías venganza. En otras palabras, que al castigar a una criatura le privamos del importantísimo proceso interno de enfrentarse a sus propios errores.

Herramientas:
Círculos de Justicia Restaurativa de Dominic Barter. 

Los Círculos Restaurativos son una forma de intervención basada en la reparación y el aprendizaje a través de un proceso de participación y toma de decisiones grupal y colectiva.

La intervención basada en los círculos restaurativos es opuesta a los modelos basados en el castigo o las sanciones, ya que parte del principio de que las relaciones se pueden restaurar abogando por valores de inclusión, pertenencia, solidaridad y escucha activa entre otros. 

Puedes descargarte la infografía de este artículo en este enlace. 

3.Aprendiendo del Método KIVA

El método KIVA es un método finlandés desarrollado para atajar las conductas de acoso escolar, aplicado en el el 90% de las escuelas finlandesas, ha reducido los casos de bullying un 80% .

El método utilizado en el programa KiVa consiste en no centrarse en la dialéctica de la confrontación entre víctima y acosador (ni tratar a la víctima para que sea más extravertida ni intentar cambiar al acosador para que desarrolle empatía) sino que se basa en la actuación sobre los alumnos testigos que permiten  tal situación.

En muchos casos, estos espectadores interiorizan que lo que pasa es normal, incluso divertido, aunque tengan una opinión subyacente diferente. Lo que se pretende hacer a través del método es influir en dichos espectadores para que no participen indirectamente en el acoso. Si esto se consigue, el acosador, que necesita de reconocimiento para proseguir con el bullying, deja de acosar a causa de que no le aporta ningún beneficio.

Para más información podéis consultar la pagina del programa KIVA

descargagratis



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies