“Las cosas que no se dicen, no se saben.”

Aveces necesitamos ayuda porque situaciones de nuestra vida, cosa que nos pasan, no resultan complicadas y no las sabemos afrontar/solucionar solos. Sin embargo, si no contamos nuestro problema, difícilmente podrán ayudarnos.

Este material forma parte del curso online Estrategias de Gestión de Aula. 

En el día a día, en nuestras aulas, la realidad es que nos encontramos con niños/adolescente que, por distintos aspectos, no cuentan situaciones que están viviendo: por vergüenza, por miedo, por no ser “un chivato”, porque niegan el problema, porque creen que lo van a juzgar, porque piensan que se va a solucionar solo… son muchos los factores que pueden hacer que un alumno no nos haga saber una situación que está viviendo y que no sabe resolver o le preocupa.

El mensaje esencial que debemos dar a los niños es que ningún problema es poco importante y que cualquier problema ha de ser solucionado.

Ante la dificultad de la que hablamos para comunicar situaciones difíciles o conflictivas, proponemos el uso de la caja de los conflictos y las preocupaciones.

Este recurso nos va a permitir comunicar, incluso desde el anonimato, problemas personales, preocupaciones, injusticias e incluso situaciones ajenas que pudieran estar causando malestar o dolor a otros y de las que somos conocedores.

En todas las aulas debería existir esta caja. En ella, cualquier alumno, es libre de meter un papel donde relate aquella situación que le está resultando difícil o aquello que sabe pero no se atreve a contar sin experimentar los temores que pueden hacer que no lo exprese. Esto nos permitirá en nuestra asamblea o tutoría abril la caja y solucionar juntos aquellos problemas que se han comunicado por esta vía.

Importante: nos aseguraremos de abordar todos los problemas que encontramos en la caja transmitiendo el mensaje de que, si no diera tiempo, si no se encuentra solución, se vuelve a meter en la caja para poder abordarlo otro día.

Para iniciar el uso de la caja de los conflictos es esencial que:

  • Comuniquemos su uso a los alumnos aclarando que, el mensaje será anónimo excepto la persona que lo comparte (e implicados si los hay) quiera que se sepa su identidad
  • Dejemos muy claro que los juicios, las sanciones, los castigos y las culpabilidades se van a dejar al margen ya que el objetivo es solucionar y ofrecer soluciones a un problema que alguien nos está compartiendo, el objetivo último es ayudar, comprender y apoyar para que la persona que presenta su problema (e implicados) desarrollen herramientas alternativas que palien su malestar y les permitan afrontar la situación de manera exitosa.

El uso de la caja de los conflictos, paralelamente, va a ofrecer al alumnado (y profesorado) beneficios tales como el desarrollo de habilidades de comunicación y cooperación, de la empatía y la comprensión y puesta en el lugar de los otros, oportunidades para resolver juntos, y sentimiento de pertenencia e importancia a todos y cada uno de los alumnos, lo que producirá una mayor cohesión del grupo y, por tanto, mejor clima y bienestar tanto a nivel individual como grupal.

Este material forma parte del curso online Estrategias de Gestión de Aula. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR