Hoy os traemos un post para aprender a descifrar el código de conducta de los niños ó en otras palabras “que quiero decirte cuando me porto mal” basadas en las teorías de la disciplina positiva. y estrategias para hacer frente en cada una de las situaciones.

Quiero Sentirme Querido

Alfred Adler (médico y psiquiatra vienés, padre de la Psicología individual en que se basa la disciplina positiva)  postula que el  humano es un ser eminentemente social, gregario, por lo que la meta última de su comportamiento sería obtener un sentimiento de “PERTENENCIA E IMPORTANCIA”, en otras palabras sentirse querido , y por tanto cualquier conducta humana,  tiene por objetivo último  hacer que el individuo se sientan perteneciente al grupo (sea cual sea éste: familia, escuela, equipo de natación, grupito de juego del parque…).  Para Adler, el niño (desde que nace) está tomando decisiones en base al sentimiento de pertenencia e importancia (qué hacer o no para lograrlo); es lo que Adler define como “Lógica Interna”.

El “problema” reside en que los niños son maravillosos observadores de lo que pasa a su alrededor pero no tan buenos interpretadores de esta realidad y a menudo toman decisiones para conseguir sentido de pertenencia basadas en una mala interpretación de esta realidad.

Veamos un ejemplo. María tiene 4 años es una niña feliz ha dejado atrás la primera infancia y se adentra en la niñez , acaba de tener un hermano, Juan. Sus padres vuelven del hospital con el bebé y de repente su mundo cambia, Juan llora y mamá ó papá acuden en sus ayuda, todos parece que giran alrededor de Juan, vienen visitas a conocerlo. María observa en detalle de la situación y qué hace? Hace una regresión y empieza a hacerse pipí encima ó a llorar etc. ¿Por qué? Está buscando PERTENENCIA y ha observado lo que hace el bebé para conseguirla ha llegado a la conclusión que esta es una buena estrategia ; en resumen ha hecho una fantástica observación de la realidad pero una mala interpretación; a esto le llamamos en disciplina positiva Metas Erróneas de Comportamiento. 

Decía Rudolf Dreikurs , fue discípulo de Adler y siguió desarrollando las teorías de la psicología individual y añadió la teoría del Iceberg de Comportamiento que no es nada más que la idea que nosotros observamos sólo la punta del iceberg que es el comportamiento del niño pero si queremos cambiar este comportamiento de manera real tenemos que entender el por qué , es decir, cuál es la meta errónea de conducta y actuar sobre ella; tenemos por tanto que descifrar el código de conducta más que actuar sobre la conducta en sí misma. 

Cuatro Metas Erróneas de Conducta

La disciplina positiva nos dice que hay en general cuatro grandes metas erróneas de conducta y es importante entender a qué tipo pertenece cada acción porque las estrategias para abordarla serán distintas, veamos cuáles son:

1. Ineptitud Asumida ” Me Rindo, es imposible Pertenecer”

  • Conducta que observamos:  Niño retraído. Pasivo. No mejora . No reacciona.  Se abstrae.
  • Creencia Errónea del Niño: No creo que pueda pertenecer , por tanto convenzo a los demás que no esperen nada de mi. Soy un inútil e incapaz, no vale la pena que lo intente porque no haré nada bien.
  • Lo que nos quiere decir (mensaje tácito): No te des por vencido conmigo, muéstrame un pequeño paso que pueda dar.
  • Lo que podemos hacer :
    • Ofrecemos pequeños pasos
    • Evitaremos la crítica
    • Animaremos cualquier intento, por pequeño que sea.
    • Confiaremos en el niño.
    • Nos enfocaremos en lo que hace bien
    • No le tenemos lástima, no le dejaremos rendirse.
    • Enséñale habilidades, enséñale cómo hacerlo pero NO lo hagas por él.
    • ANIMA, ANIMA y ANIMA.

2. Poder  mal dirigido ” Pertenezco sólo cuando estoy al mando ó te dejo a ti estarlo”

  • Conducta que observamos:  Conducta poco adecuada, desobediente, desafiante, ejercer el poder pasivo.
  • Creencia Errónea del Niño:  Yo pertenezco sólo cuando tengo el control, cuando compruebo que nadie me manda.
  • Lo que nos quiere decir (mensaje tácito):  Déjame ayudar/ dame opciones.
  • Lo que podemos hacer:
    • Redirige el poder positivo pidiendo colaboración.
    • Reconoce que no puedes forzar al niño y pide su ayuda.
    • No pelees , no te rindas.
    • Decide lo que harás, deja que las rutinas manden.
    • Desarrolla el respeto mútuo.
    • Da opciones limitadas.
    • Pide ayuda al niño para establecer límites razonables.
    • Lleva a cabo lo acordado de antemano
    • Retírate del conflicto (sal y cálmate).

3. Venganza ” No pertenezco , pero al menos puedo lastimarte” 

  • Conducta que observamos : Lastima a los demás, destruir cosas etc.
  • Lo que nos quiere decir ( mensaje tácito): Me siento dolido, valida mis emociones.
  • Lo que podemos hacer:
    • Valida emociones ” tu conducta me dice que te sientes dolido ¿podemos hablar de ello?”
    • Evita castigos y represalias.
    • Fomenta la confianza.
    • Comparte cómo te sientes tu.
    • Escucha reflexivamente.
    • Demuestra tu cariño.
    • Resalta positivamente lo que el niño hace bien.

4. Atención Indebida ” Pertenezco sólo cuando tengo tu atención” 

  • Conducta que observamos: No hace caso, hay que decir las cosas mil veces.
  • Lo que nos quiere decir (mensaje tácito): Inclúyeme de tal forma que me sienta útil.
  • Lo que podemos hacer: 
    • Dile que le quieres y te importa.
    • Dedícale tiempo.
    • Involúcralo en alguna actividad útil.
    • Rutinas.

Todo este material forma parte del curso online Disciplina Positiva 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR