En este post hablaremos de los límites desde Disciplina Positiva; veremos:

  1. Los límites  por qué son necesarios.
  2. Disciplina Positiva . De qué estamos hablando.
  3. Cómo poner límites desde el respeto y la firmeza

Este material forma parte del curso online Disciplina Positiva en la Infancia, una metodología educativa basada en el respeto mutuo, la conexión y las relaciones horizontales con los niños y adolescentes. A través de las estrategias y herramientas de las que nos dota la Disciplina Positiva, padres y maestros pueden adquirir habilidades de enseñanza a largo plazo que alentarán a sus hijos a pensar por sí mismos, ser más responsables y tener mayor respeto por sí mismos y por los demás.


Los límites por qué son necesarios. 

El propósito que tenemos que tener presentes los padres a la hora de poner límites, es pensar en ellos como una medio para mantener a nuestros hijos a salvo de peligros y adaptados al medio social.

En este sentido la puesta de límites cobra una nueva visión y se aleja como un método de control punitivo, al cual los padres suelen recurrir para lograr que sus hijos les hagan caso, lo que sí se logra a través de forjar un vínculo afectuoso, comunicativo y de respeto mutuo.

Poner límites quiere decir guiar y educar al niño para enseñarle qué está bien y qué está mal hacer porque su vida está en riesgo o porque lo que hace no es una forma adecuada para relacionarse de manera saludable con otras personas, llámense padres, hermanos, familiares, amigos, compañeros, niños del parque y sociedad en general. La Disciplina Positiva va más allá de establecer una serie de reglas que los niños han de seguir porque los padres decimos, implica transmitir habilidades de vida, implica dar la oportunidad a los niños para descubrir y desarrollar sus propias habilidades.


Disciplina Positiva de qué estamos hablando 

Disciplina Positiva es una metodología educativa basada en el respeto mutuo, la conexión y las relaciones horizontales con los niños y adolescentes. Con origen en la Teoría de la Psicología Individual de Alfred Adler y de su discípulo Rudolf Dreikurss; creada en los años 80 por Jane Nelsen , permite adquirir herramientas efectivas a padres y educadores a la hora de enfrentarse a los retos diarios con hijos y alumnos desde el nacimiento hasta los 18 años. Os lo contamos brevemente en esta micro-charla.


3. Cómo poner límites desde el respeto y la firmeza 

¿Cómo podemos poner límites desde el respeto y la firmeza? Algunas preguntas para la reflexión antes de fijar  límites.

  • ¿Son claros estos límites?  Son las normas consistentes, tienen sentido y sobre todo son claras para el niño/a.
  • ¿Tienen sentido? Los límites tienen una razón y debemos hacerla evidente, los niños que entienden las razones están más preparados para no sobre passar estos límites. Deben evidentemente ser apropiados para la edad del niño/a.
  • ¿Los podemos establecer juntos? Es una buena idea que juntos busquemos la manera de establecer los límites conjuntamente. Planteemos el “problema” y juntos busquemos la solución. (enfoque en soluciones, hemos hablado de ello en este post).  

Pasos para fijar límites:

  1.  Ten claros cuáles son esos límites.
  2. Explícalos. Informa del porqué son importantes, usa siempre un lenguaje positivo, es decir evita acusaciones, castigos, etiquetas, reproches etc.
  3. Usa tu empatía. Entiende que sentir empatía no es ceder sino CONECTAR, primer paso para solucionar cualquier conflicto.
  4. Negocia el mejor modo de solucionar la situación. Respeta las necesidades de los otros y permite que también pongan sus propios límites.

Si te interesa este enfoque te recomendamos el curso online de disciplina positiva  .

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies