Hoy queremos compartir una herramienta para la gestión de las emociones fuertes como (rabia, enfado, estrés…) basada en técnicas de disciplina positiva .

Las emociones ni buenas ni malas

Es importante entender que sentir rabia, enfado, ira etc. es normal y saludable, en ningún caso debemos culpabilizar al niño (ni a nosotros mismos) por sentir determinadas emociones, las emociones no son ni buenas ni malas. Por ejemplo sentir miedo está bien porque nos ayuda a mantenernos a salvo pero sentir un exceso de miedo puede limitarnos y hacernos sufrir en balde. Por tanto hay un trabajo importante en materia de autoconocimiento para entender que determinadas situaciones , generan en nosotros determinadas emociones y estas a su vez se traducen en determinados comportamientos. Es importante que quede claro que no hablamos de la gestión de las emociones sino del comportamiento que se desencadena. No hablamos de NO sentir enfado sino de que cuando me enfado pueda tener un comportamiento que me permita solucionar la situación .

Qué pasa en nuestro cerebro cuando sentimos emociones “negativas”

Hablamos de emociones “negativas” ó emociones fuertes, tales como, miedo, rabia, ira, enfado, ansiedad etc. Cuando sentimos estas emociones quien toma el control de nuestro cerebro es el tronco cerebral ó cerebro reptiliano. Es la parte instintiva de nuestro cerebro aquella que nos empuja a la acción, es la parte, que tiene por objetivo, mantenernos a salvo, es nuestro cerebro animal quien nos gobierna.  Cuando esto sucede las imágenes de neuroscann nos muestran muy poca actividad en el neo-córtex ó cerebro racional .

La conclusión es que cuando nos enfadamos para poder solucionar la situación , aprender algo etc. debemos en primer lugar volver al estadio de calma. Seguro que no os estoy descubriendo nada nuevo, pero aún observamos muchas veces, en el momento que el niño está enfadado padres/educadores tratando de razonar; no es el momento, todo aquello que razonéis no llegará a su cerebro racional, serán palabras huecas para el niñ@, por tanto el primer paso es calmarnos.

La rueda de las opciones. 

Hace unos días os compartíamos una técnica de disciplina positiva que es el tiempo fuera en positivo es una técnica que nos permite buscar un momento de paz en medio de la vorágine. Hoy os compartimos otra técnica , yo diría que para niños más mayores es muy útil. Es la rueda de las opciones.

La rueda de las opciones es una técnica que nos permite ANTES del enfado REFLEXIONAR sobre cómo podemos calmarnos, para una vez enfadado podamos tener OPCIONES para volver a la calma. Lo interesante de esta técnica es por una parte que la parte de reflexión (que necesita del cerebro racional la hacemos en un estado de calma) y  por tanto no en el enfado y por otra parte que las opciones parten del propio niñ@ y van a ser ellos quienes decidan qué opción tomar en cada momento.

Cómo lo hacemos.

La mecánica es muy simple. Para hacer la rueda de las opciones. Os recomendamos seguir los siguientes pasos.

  1. Nos ponemos en situación. Es decir pensaremos (importante en una situación de calma) en cuando nos sentimos enfadados, estresados etc. (podéis hacer varias ruedas de las opciones) , podéis si queréis compartir una lectura antes. Os dejo algunas opciones:
    1. Enfado y Rabia. La cola del Dragón, Mireia Canals. (Más opciones en este post)
    2. Ansiedad/Estrés . Cuando estoy estresado. Michaelene Mundy (más opciones en este post)
    3. Tristeza. Cuando estoy triste. Tracey Moroney
  2. Pensamos opciones para salir de esta emoción. Pensamos opciones conjuntamente las anotamos todas, sin descartar ninguna (brainstorm) aunque digan cosas que penséis no son adecuadas todas las ideas tienen que tener su espacio.
  3. Evaluamos opciones. Pensamos de todas las que hemos escrito cuáles son las más efectivas, las que nos ayudarán a salir de la situación de manera más rápida, más saludable etc.
  4. Una vez hemos decidido unas cuántas opciones es el momento de construir la rueda de las opciones en una cartulina ,la cortaremos en forma de círculo y dividiremos el círculo en tantos quesitos como opciones tenemos. Después los niños escribirán ó dibujaran sus opciones. Plastificaremos y listo para usar.

Nos gusta mucho esta técnica porque permite una reflexión personal antes del enfado etc y por tanto las conclusiones deben ser genuinas para cada niño , nuestro trabajo es de guías ayudaros en la reflexión NO decirles lo que deben hacer. El trabajo debe ser lo más autónomo posible , si es así , la aplicación será mucho más efectiva. Porbad y nos contáis.

Más técnicas en el curso online de Disciplina Positiva

guiadp



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR