El error es la base del aprendizaje, es decir, el proceso de comprensión y asimilación pasa por equivocarnos. Hay un mecanismo neurológico que lo explica: es el proceso de neuroplasticidad cerebral .

Proceso de Neuroplasticiad Cerebral 

El hipocampo se encuentra en el sistema límbico, junto a la amígdala y es el encargado del proceso de consolidación de la nueva información y por  tanto de la construcción de la memoria a largo plazo.  Es decir, codificar la nueva información relacionada con el conocimiento previo que tenemos almacenado.¿Cómo se hace este proceso de consolidación ? Nuestro sistema neurológico usa patrones para relacionar la nueva información con la información que ya tenemos,  por tanto,  para usar los patrones necesitamos activar nuestro conocimiento previo  de manera relacional.

Cuando la información nueva cuadra en un patrón existente el hipocampo codifica la información en la memoria relacional y fortalece aquella red neuronal. Las nuevas experiencias, generan extensiones de los patrones de información, que permite mejores predicciones en un futuro y es detectado por el sistema neurológico como una mejora en las posibilidades de supervivencia.

Cuando la información nueva no cuadra con el patrón el sistema crea nuevas redes eliminando aquellas que ya no usamos. Por tanto, creando redes que me ayudarán ha hacer predicciones correctas, de ello se deduce que el error y posterior corrección son básicos para dar la oportunidad al sistema de corregir la redes erróneas y crear nuevas redes. 

La funciones de estas redes (patrones) es generar predicciones correctas (supervivencia), la neuroplasticidad fortalece las redes que usamos con mayor frecuencia.

Este material forma parte del curso de Neuroeducación 

Estrategias para dar corrección de manera eficaz

Proporcionar corrección de manera eficaz durante un proyecto es esencial para ayudar a los alumnos a asimilar con  éxito la materia dada. La corrección no debe ser vista como un ataque directo a la persona sino cómo una parte normal del proceso de aprendizaje, veamos algunas estrategias que nos pueden ayudar a integrar la corrección de manera eficaz. 

  1. Actividades de Timbre y de Salida: Convierte los cinco primeros minutos de la clase en tiempo principal para aprender al utilizar actividades para comenzar la clase [denominadas “bell ringer” en inglés] con el propósito de evaluar la comprensión de los alumnos. Estas rápidas actividades para entrar en calor requieren poca o ninguna explicación; los alumnos las realizan tan pronto como llegan a la clase.  Bonny Bowen, maestra de estudios sociales de la escuela media en Plainwell, Michigan, explica de qué manera conecta estas actividades para comenzar la clase con grandes ideas  en el sitio web Doing What Works . Bowen afirma que su meta es “hacer que cada día una mayor cantidad de niños se acerque más al significado real del concepto con el que estamos trabajando”. Ella ve un aumento en la confianza de los alumnos gracias a las actividades rápidas que ayudan a los alumnos a darse cuenta dónde necesitan estar. También descubre rápidamente quiénes tienen dificultades o se han atrasado, y entonces puede intervenir y brindar respaldo adicional. Al final del día, prueba con la ” tarjeta de salida de la clase”  para animar a los alumnos a reflexionar sobre lo que han aprendido. Mezcla las preguntas para evitar respuestas de memoria. Un día, puedes usar una tarjeta de salida para verificar el progreso en equipo. Otro día, puedes hacer una pregunta de contenido para descubrir si algún alumno tiene dificultades con los conceptos esenciales. Las respuestas de los alumnos serán el punto de partida para tus próximas mini lecciones.
  2. Las tareas según la demanda son tareas rápidas dentro de la clase proporcionadas sin aviso. En  New York City’s School of the Future  los maestros utilizan tareas según la demanda  para descubrir si los alumnos pueden aplicar lo que han aprendido. No hay una herramienta de diagnóstico simple que cuente toda la historia, así que intenta una serie de estrategias para obtener una imagen más completa de sus estudiantes. Las tareas según demanda, o TODs, son una manera poderosa de obtener una instantánea de la comprensión del estudiante.  El objetivo de un TOD es determinar si los estudiantes pueden realmente aplicar el conocimiento que han estado aprendiendo. Una manera de hacer TODs más riguroso es dar a los estudiantes problemas con respuestas incorrectas y luego pedirles que expliquen por qué están equivocados.

Este material forma parte del curso de Neuroeducación 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR