Hemos visto en varias entradas que la lectura de cuentos puede ser sin duda una poderos herramienta para el fomento del aprendizaje matemático (hemos hablado de ello aquí y aquí) y también os hemos recomendado cuentos para el aprendizaje matemático. 

Pero ¿Cómo debemos contar cuentos con el objetivo de fomentar el aprendizaje matemático? Os compartimos 4 ideas esenciales para que tengáis en cuenta.

No existe ningún motivo para pensar que cuando vamos a trabajar matemáticas la preparación o la sesión en sí misma deba ser distinta, deberemos asimismo tener en cuenta dos variables:

1. Una cuidada selección de materiales (es clave , por tanto, la selección de materiales adecuados para trabajar la competencia que nos interese, hemos hablado de ello aquí)

2. Selección de área de trabajo matemático.

Como hemos visto en otros papers hay distintas áreas de trabajo matemático; podemos trabajarlas todas a través de los cuentos. Pero recomendamos hacer el distintas sesiones y destinar cada sesión a un área de trabajo. Para ello os recomendamos seguir los siguientes pasos:

1. Al seleccionar cuentos: hay que buscar materiales que nos propongan espacios de diálogo conjunto con los niños y nos permitan la conexión con sus propias experiencias ,  os recomendamos para ello que busquéis materiales de situaciones, entornos y experiencias que les sean fácilmente reconocibles. Es decir en otras palabras podamos llevar los conceptos abstractos a la vida cotidiana de los niños. 

2. Pre-lectura: Antes de contar el cuento es importante haberlo leído y preparado.  Es por tanto esencial conocer la historia y haber identificado las áreas de trabajo matemático que queremos trabajar.

3. Primera lectura: La primera vez que leamos el cuento, os proponemos :

• Señalaremos la palabra/concepto que hayamos seleccionado en el contexto.
• Ofreceremos a los niños una definición, ejemplos.
• Alentaremos a los niños a describir la palabra/concepto con sus propias palabras, para ver si lo han entendido.

4. Segunda lectura: La segunda vez que contamos el cuento, los niños ya no están tan concentrados en la comprensión de la historia sino que pueden empezar a focalizar la atención en otros temas como inferencias o predicciones. Os proponemos que en esta segunda lectura, profundicéis en los conceptos matemáticos generando más inducciones abiertas y de tipo memorístico.

3. Tercera lectura: Sabemos por los estudios ( Phillipd &McNaughton, 90) que es a partir de este punto que los niños se sientes suficientemente seguros en el desarrollo de la historia cuando empiezan a explosionar en términos de interacción participando, así como practicar nuevo vocabulario etc. Es en este momento en el que os proponemos que alentéis el diálogo al conectar la historia con su propias experiencias y emociones de los niños y que generéis un debate en profundidad sobre el concepto matemático que queréis trabajar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Emoción-ARTECurso Online

-20% ya aplicado desde hoy hasta domingo 5 Diciembre

 

ME INTERESA