Por aquí estamos de vuelta a la rutina, de nuevo se inicia un curso escolar y con él vuelve el orden a casa, es un buen momento para implementar ó re-introducir las rutinas. Cuántas veces hemos dicho “¿ya te has lavado los dientes?” y cada día la misma discusión. Para los padres es frustrante tener que decir lo mismo un día y otro día un millón de veces y para los niños a la vez es frustrante oír lo mismo ; inevitablemente esta situación nos lleva al conflicto. ¿Cómo podemos evitarlo?

Disciplina Positiva entre sus herramientas nos propone el uso de las tablas de rutinas. Las tablas de rutinas son una buena herramienta para implementar en casa rutinas de manera EFICAZ.

Algunas de las habilidades que con más ahínco queremos inculcar en nuestros hijos son la autonomía y la responsabilidad; sin embargo, en nuestro empeño por que las adquieran, no dejamos de mandar. Esto, por una parte, provoca rechazo y rebeldía en los niños, que sienten que todo el día están haciendo lo que les decimos (queremos que sean autónomos y conseguimos que dependan de nuestras órdenes que, además, muchas veces no se llevan a cabo, recordemos la sensación de poder que necesitan tener) y por otra, hace que los adultos estemos continuamente mandando, lo cual es aburridísimo y, en muchos casos, frustrante.

Una de las formas de evitar, por ejemplo, las típicas batallas matutinas y de irse a dormir es involucrar a los niños en la creación de tablas de rutinas y dejar que se apeguen y se guíen por ellas en lugar de decirles en cada momento qué han de hacer.

Te lo cuento en este video si prefieres :-)

¿Cómo  hacemos las tablas de rutinas? 

  1.  Construir la tabla CON los niños. Explicar porque cada paso y siempre que sea posible introducir las sugerencias del niñ@ de esta manera serán mucho más efectivas.
  2. Haremos primero una lluvia de ideas de las tareas que tenemos que realizar , es decir, si queremos hacer una tabla de rutinas para la tarde-noche ( cenar, ducha, jugar, ver la Tv, hacer los deberes etc. ) .
  3. Ordenaremos las tareas de manera pactada, siempre que sea posible.
  4. Construiremos nuestra tabla de rutinas , podemos hacerla  de distintas maneras:
    1. Con fotos del niñ@ haciendo cada una de las acciones, plastificar y poner velcro.
    2. Como una rueda con dibujos /fotos.
    3. Fotos plastificadas con anillas.

tablasrutinas1tablasrutinas2

¿Cómo usamos las tablas de rutinas?

El objetivo de las tablas de rutinas es ayudar a los niños a sentirse capaces y motivados, fomentar la autonomía y la responsabilidad. Al principio hay que guiarles preguntando qué han de hacer pero, poco a poco, ellos mismos comienzan a usarla solos y a tomarla de referencia, interiorizando los quehaceres propios del día. Es muy útil en esos casos en lo que se avecina una lucha de poder o el rechazo a llevar a cabo una actividad determinada, pues es la tabla la que manda y no papá o mamá.

 Nada se aprende de un día para otro y, como todos, los niños se van a equivocar en su proceso, es necesario para que puedan aprender. Así, es importante que tengan conciencia de lo que les pedimos, que nos entiendan y que practiquen y tomen tiempo para entrenar.

Este material forma parte del curso Disciplina Positiva 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR