Las pesadillas se presentan con mayor frecuencia durante los años de la etapa preescolar, una época en la que es común el miedo a la oscuridad.  Las pesadillas no pueden evitarse totalmente, pero los padres pueden contribuir a que sus hijos tengan un sueño apacible.

¿Cuándo aparecen las pesadillas?

Las pesadillas —como la mayoría de los sueños— aparecen en la etapa del sueño en la que el cerebro está muy activo, revisando las experiencias, la nueva información aprendida y los recuerdos. Las vívidas imágenes que el cerebro procesa pueden parecer tan reales como las emociones que provocan.

Esta parte del sueño se conoce como etapa de movimientos rápidos de ojos o etapa REM (siglas inglesas de rapid eye movement), porque durante ese período los ojos se mueven con rapidez debajo de los párpados cerrados. Las pesadillas suelen ocurrir por la noche durante la segunda mitad del sueño, cuando los períodos REM son más largos.

¿Qué provoca las pesadillas?

Nadie sabe exactamente qué provoca las pesadillas. Los sueños —y las pesadillas— parecen ser uno de los modos en los que los niños procesan los pensamientos y sentimientos de las situaciones a las que se enfrentan y elaboran lo que les preocupa e inquieta.

La mayoría de las pesadillas ocurren sin que haya una razón aparente. Otras veces se producen cuando un niño está experimentado algún tipo de estrés o un cambio. Los acontecimientos o situaciones que pueden ser inquietantes para ellos —como una mudanza, asistir a una nueva escuela, el nacimiento de un hermano o las tensiones familiares— pueden también reflejarse en sueños que les perturben.

Algunas pesadillas se producen como parte de la reacción de un niño a una situación traumática, como una catástrofe natural, un accidente o algún tipo de lesión. Para algunos niños, especialmente para aquellos que tienen mucha imaginación, leer cuentos o ver películas o programas de televisión que les den miedo justo antes de irse a la cama puede provocarles pesadillas.

Cómo contribuir a que su hijo tenga dulces sueños

Para ayudar a sus hijos a relajarse cuando llegue la hora de irse a la cama y asociar ese momento con algo seguro y agradable, procure que sus hijos:

  • tengan un horario regular para irse a la cama y para levantarse
  • sigan una rutina cuando llega la hora de irse a la cama que les ayude a estar más tranquilos y a sentirse seguros al quedarse dormidos. Esta rutina podría incluir bañarse, recibir mimos de usted y leer y hablar sobre las cosas agradables que han pasado durante el día.
  • tener una cama que sea un lugar acogedor, donde pueda sentirse en paz y relajados. Puede ayudarles tener objetos como su juguete favorito, un peluche, una lamparilla.
  • evitar antes de dormir las películas, programas de televisión o cuentos que les den miedo, sobre todo si ya ha comprobado antes que les provocan pesadillas
  • que sepan que las pesadillas no son reales, son sólo sueños y no pueden hacerles daño

Cuentos para combatir miedos

 

 Cuentos para combatir miedos.

Una estrategia para combatir miedos es trabajarlos desde los cuentos, es decir, reflexionando sobre las causas y sobre todo generando estrategias de resolución. Os recomendamos algunos cuentos que nos resultan especialmente interesantes :

1. Encender la noche. Ray Bradbury


Descripción

Maravillosa fábula en la que vivimos el descubrimiento de un niño, que tiene miedo a la oscuridad, de todas las cosas y seres especiales que viven en la Noche.

 Miedo a la oscuridad, A partir de los 3 años.
 

Imagen

encederlanoche


2. De verdad que no podía. Gabriela Keselman


Descripción

En la noche todo parece que se trasforma y las cosas no son como se ven durante el día. La mamá de este cuento protege a su hijo con mil artefactos para que consiga dominar sus temores ante los miedos nocturnos. Pero nada consigue, puesto que lo que nuestro protagonista necesita es un buen truco para alejar todo lo que le asusta: un gran beso y un gran abrazo y a dormir.

 


Tipología

Miedo a la oscuridad. + 5 años

Imagen

de verdad que no podia

 


3. Ramón Preocupón. Anthony Browne.


Descripción

Ramón es un Preocupón que se angustia a causa de los zapatos, las nubes, la lluvia, los pájaros gigantes. Se preocupa tanto que no puede dormir. Por suerte su abuela sabe lo que él necesita para vencer sus miedos. Una vez que conoce su secreto, Ramón se da cuenta que no debe preocuparse más.

 


Tipología

Miedos imaginarios. + 3

Imagen

ramonpreocupon

 

4. Gato Guille y los monstruos. Rocío Martinez


Descripción

En la casa de Guille se oyen ruidos extraños y hasta su propia mamá está asustada. Pero Guille encuentra la fórmula para desenmascarar los miedos. 

Tipología

Miedos imaginarios + 3 años

Imagen

gatoguille

 


5. Yo mataré monstruos por ti. Jaume Balmes


Descripción

 Martina tiene miedo por las noches. Cree que bajo el suelo de su habitación se esconde un mundo habitado por monstruos que caminan con al cabeza hacia abajo. ¿Qué pasaría si la frontera entre ambos mundos se rompiera?

 


Tipología

Miedo a la oscuridad, monstruos + 6 años

Imagen

yomataremonstruos

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Educar en Inteligencia Emocional CURSO ONLINE

Este es un curso-programa en el que desarrollamos nuestro Método para el fomento de la Inteligencia Emocional , de los niños de los 3 a los 12 años. 

Inicio: 5 Octubre 

Más Info