Las colaboración en las tareas del hogar por parte de los niños no sólo es beneficioso para el clima familiar sino que es principalmente beneficioso para el crecimiento personal del niño. Aquellos niños que colaboran el hogar aumentan su autonomía, su responsabilidad . Sabemos que estas dos variables son sin duda dos variables de las más importantes para construir la resiliencia de los niños y por ende evitar la caída persistente en la frustración.

¿Qué tareas podemos asignar según la edad?


De los 2 a los 3 años

Vestirse, desvestirse y recoger la ropa sucia. También pueden colgar su chaqueta o llevar su ropa a lavar.

De los 3- 5

Recoger sus juguetes, ser responsable de la mochila del cole… Poco a poco se le pueden ir introduciendo otras: ayudar en poner y recoger la mesa, regar las plantas, ayudar a limpiar el polvo, pasar la aspiradora (que les encantan)….

A partir 6

Ya tienen capacidad para realizar tareas más arriesgadas, pero siempre con la ayuda y en compañía de un adulto: ayudar a cocinar; cuando empieza a escribir a realizar la lista de la compra; hacer la cama los fines de semana…

¿Qué podemos hacer para conseguirlo?

—Los padres deben armarse de paciencia: más de una vez al niño se le caerá un plato y se pondrá la camiseta del revés cuando estén aprendiendo a vestirse. Eso forma parte de su aprendizaje. Los padres deben reaccionar positivamente y con tranquilidad: «No pasa nada, te ayudo y seguimos. Lo has intentando realmente bien».

—Interesa que los niños se impliquen cada día en algunas tareas que estén a su alcance. 

—Cada vez que el niño realiza una tarea, siempre, siempre, después tiene que venir un refuerzo positivo y el reconocimiento de su esfuerzo y participación. 

—Estrategias. La mejor técnica para que colaboren en las tareas de casa, es dar ejemplo. Luego otras cosas pueden ayudar: el juegocuando son más pequeños, canciones infantiles que ayudan a recoger juguetes… Siempre intentando razonar con ellos la bondad del acto y reforzar su autoestima: ¡«qué bien lo has hecho!», «¡mira qué bonita está la habitación!»… A medida que crecen hay que hacerles entender que la familia es un equipo en el que todos deben colaborar en la medida que puedan.

—Siempre hay que mostrar los grandes beneficios que supone hacer estas cosas: expresarle que gana en autonomía, en autoestima y será una persona más respetuosa con el espacio de los demás.

Reflexionamos con cuentos

1. ¡A Recoger! Isabel Carnucho

«¡A RECOGER!» muestra lo habitual que resulta encontrar mochilas, juguetes y ropas por todos los rincones de la casa. Con este libro, Álex aprenderá la importancia del orden en el día a día.

arecoger

2. ¿Quién recoge las cacas del perro? Ricardo Alcantara.

Pablo y su padre quieren tener un perro, pero no están dispuestos a limpiar sus cacas. Sin embargo, tienen que elegir entre la responsabilidad o la indiferencia del animal.

perro

3. Una feliz catástrofe. Adela turín

La catástrofe lo pone todo patas arriba: les deja sin hogar y altera por completo sus vidas. Pero es la señora Ratón la que encuentra la solución. De una vida monótona, a las aventuras y los nuevos roles en la familia. Antes de la catástrofe la familia Ratón vivía en una modesta madriguera entre la cocina y la alacena de una lujosa casa, en un barrio elegante… El orden metódico y la monotonía marcan la vida de esta familia, donde los roles están estrictamente marcados: el señor Ratón sale muy estresado del trabajo y regresa junto a la señora Ratón, que tiene la casa limpia y la cena preparada, y sus hijos, que le esperan para escuchar con atención sus historias. La catástrofe lo pone todo patas arriba: no solo les deja sin su hogar, sino que altera por completo sus vidas. Aquella madre y esposa “dulce, modesta y dócil” rescata con valentía a toda la prole, habilita de la nada una nueva madriguera y, a partir de entonces, los pequeños ratoncillos y ella misma comienzan a experimentar emocionantes aventuras y a desarrollar nuevas facetas. 

unafelizcatastrofe

4. ¿Me ayudas gatito? Gisela Messing

La gata blanca tiene seis hijos: Red, Blue, Tiger, Green, Yellow y Black. Los seis gatitos son buenos, aun cuando a veces no ayuden. “¿Me ayudas a sacar los platos del lavavajillas?” “¡No puedo!”. “¿Me ayudas a ordenar?” “¡No puedo!”. Pero cuando el pequeño Black ayuda a mamá a preparar un delicioso pastel, todos se animan a trabajar y disfrutar juntos, como familia.

meayudas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Educar en Inteligencia Emocional CURSO ONLINE

Este es un curso-programa en el que desarrollamos nuestro Método para el fomento de la Inteligencia Emocional , de los niños de los 3 a los 12 años. 

Inicio: 5 Octubre 

Más Info