Hoy hablamos de por qué las emociones positivas son claves en los proceso de aprendizaje y qué estrategias de aula podemos implementar.

Este material forma parte del curso especial de escuela de verano Estrategias de Aula que aúna neurociencias y emociones.

Evidencia científica. Neurociencia de las emociones.

La neurociencia está demostrando que las personas con una gran actividad cerebral en la corteza prefrontal izquierda son más propensas a experimentar sentimientos asociados a la felicidad, la alegría o el entusiasmo.

La corteza prefrontal, sede de las llamadas funciones ejecutivas, es crucial en los procesos de regulación emocional y la región izquierda, en concreto, es capaz de inhibir la amígdala facilitando la resiliencia (Davidson, 2012).

¿Podemos entrenar nuestro cerebro para aumentar la actividad en la corteza prefrontal? Las últimas investigaciones en neurociencia demuestran que la respuesta es el mindfulness (Davidson et Al 2003) .

 

Las emociones positivas tienen efectos beneficiosos sobre el aprendizaje al mejorar procesos relacionados con la atención, la memoria o la resolución creativa de problemas.  (Erk et al., 2003):

Los niños necesitan retos y disfrutar del aprendizaje porque sabemos que existe una correlación fuerte entre el clima emocional existente en el aula con el éxito académico de los alumnos (Reyes et al., 2012). 

Estrategias de Aula 

Motivación Intrínseca ¿Cómo? 

Judy Willis experta en neuro-educación nos habla de que cualquier modelo de motivación intrínseca debe tener algunos elementos clave: 

  • Encajar al alumno en  un nivel de desafío alcanzable ( es decir hay el desafío es alcanzable pero necesite esfuerzo). Sin esfuerzo no hay recompensa. 
  • Los avances, deben ser incrementales, es decir, avanzamos poco a poco en función de nuestro desempeño.
  • Retroalimentación constante.

Estas tres variables generan una experiencia placentera y que mantiene la motivación intrínseca,  y esto es por  la  liberación de dopamina .

La dopamina es un neurotransmisor que, cuando se libera en cantidades más altas que habituales, va más allá de la sinapsis y fluye a otras regiones del cerebro produciendo una poderosa respuesta placer.

Después de hacer una predicción, la elección, o acción, y recibir retroalimentación que era correcta, la recompensa de la liberación de dopamína induce al cerebro a buscar oportunidades futuras para repetir la acción.

El cerebro humano, al igual que la de la mayoría de los mamíferos, ha cableado respuestas fisiológicas que tenían un valor de supervivencia en algún momento de la progresión evolutiva. El sistema de la dopamina-recompensa es alimentada por el reconocimiento del cerebro de hacer una predicción, la elección o respuesta de comportamiento exitoso.

Sin esfuerzo no hay ganancia

El beneficio de supervivencia del sistema de la dopamina-recompensa es la construcción de capacidades y las respuestas de adaptación. El sistema sólo está activo  para promover, mantener o repetir algún esfuerzo mental o físico cuando el resultado no está asegurado. Si no hay riesgo, no hay recompensa

Es decir, el sistema sólo se activa cuando nos encontramos delante de un desafío. En los seres humanos, la respuesta de recompensa de dopamina que promueve el placer y la motivación también requiere que sean conscientes de que resuelven un problema. 

Para que se produzca el proceso recompensa- dopamina,  los estudiantes necesitan usar lo que aprenden de manera auténtica, para entender y reconocer su progreso con tanta claridad como lo ven al jugar videojuegos.

Objetivo incremental

Cuando el cerebro recibe la retroalimentación que se ha hecho este progreso, refuerza las redes que se utilizan para tener éxito. A través de un sistema de retroalimentación,  el circuito neuronal se hace más fuerte y más durable. En otras palabras, la memoria de la respuesta mental o físico utilizado para lograr la recompensa de dopamina se ve reforzada.

Un juego de ordenador no entrega dinero en efectivo, juguetes, o incluso abrazos. La motivación para perseverar es el cerebro en busca de otra oleada de dopamina – el combustible de refuerzo intrínseco .

Posibilidad de elección

Qué mejor manera para motivar a los alumnos que fomentar su participación permitiéndoles posibilidades de elección y haciéndolos protagonistas activos de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Al elegir voluntariamente, los alumnos se involucran más, fomentamos su autonomía y perciben las tareas como un juego, ese mecanismo natural en el que confluyen las emociones, el placer y la recompensa y que es imprescindible para el aprendizaje. Por ejemplo, se les hace participar directamente en el establecimiento de normas de comportamiento en el aula para que puedan responsabilizarse directamente de su elección. O en el tiempo dedicado a la lectura, se les permite que elijan qué desean leer con la condición de que compartan su aprendizaje con sus compañeros.

Sonríe, por favor

Cuando se les pregunta a los alumnos qué valoran de su profesor suele aparecer el sentido del humor. Cuántas veces hemos asistido a las tradicionales clases magistrales en las que impera un ambiente frío y solemne en el que todo lo que se aleje del silencio sepulcral es interpretado como disruptivo. Pues bien, la neurociencia está demostrando que para optimizar la atención se requiere todo lo contrario, a saber, novedad, actividad y movimiento, es decir, los entornos aburridos dificultan el aprendizaje. Qué mejor manera para generar climas emocionales positivos que cultivar la sonrisa y cierto desenfado que sabemos que es contagioso. Al fin y al cabo, el contagio emocional es el precursor de la empatía.

Al estar de buen humor somos más creativos, resolvemos mejor los problemas y tomamos decisiones más acertadas. Como comentan Anna Forés y Marta Ligioiz: “Sesiones de risa y humor cada día, tras algunas horas de clase, significarán un cambio sustancial, con elevación del estado anímico del alumnado y profesorado. Una atmósfera educativa saludable y estimulante” (Forés y Ligioiz, 2009). Pero evitando ese sarcasmo tan habitual en la profesión docente.

Practica el Mindfulness en el Aula

Hagamos un repaso por alguno de los principales estudios en relación a la práctica del mindfulness en niños.

En Educación Infantil

En una investigación en la que participaron 68 niños con edades entre los 4 y los 5 años, se analizó durante 12 semanas la incidencia de un programa diseñado para la educación infantil (Kindness Curriculum, KC) que utiliza el mindfulness y que pretende mejorar la atención, la regulación emocional y fomentar la bondad o la compasión.

Aquellos niños que participaron en el programa mostraron grandes mejoras en competencias interpersonales y mejores resultados en actividades relacionadas con el aprendizaje, la salud o el desarrollo socioemocional al final del curso escolar . Incluso se comprobó cierta incidencia del programa en estos niños en la flexibilidad cognitiva o el aplazamiento de la recompensa, a diferencia de los integrantes del grupo de control que, además, mostraron actitudes más egoístas durante el curso (Flook et al., 2015).

En educación Primaria

En otro estudio en el que participaron 99 alumnos con edades comprendidas entre los 9 y los 11 años se analizó cómo un programa de educación socioemocional que incorporaba el mindfulness (MindUP), diseñado específicamente para primaria, podía promover en los alumnos habilidades relacionadas con el autocontrol, la gestión del estrés, el bienestar, la conducta prosocial y cómo incidía sobre el rendimiento académico (Schonert-Reichl et al., 2015). A diferencia de los integrantes del grupo de control, aquellos que participaron en el programa MindUP, el cual consistía en doce clases (una por semana) de menos de una hora de duración cada una de ellas en las que se practicaba la autoobservación o la respiración consciente, mejoraron el autocontrol, la fisiología del estrés, la empatía, el optimismo, el autoconcepto o las relaciones con los compañeros (ver figura 3). Según los propios autores, el entrenamiento de la atención a través del mindfulness, junto a la realización de actividades que permiten a los alumnos poner en práctica el optimismo, la gratitud o la bondad con los demás, les permite mejorar tanto las competencias sociomeocionales como las cognitivas, es decir, se favorece el aprendizaje a todos los niveles.

Ejercicios mindfulness ¿Cómo practicar el mindfulness con niños?

1. La atención comienza por la respiración. 

Centrar la atención en la respiración ayuda siempre a los niños, a los padres, a los docentes durante las tormentas, grandes ó pequeñas.  Es el primer paso para reaccionar mindful cuando algo te parece excitante ó difícil: dejar de reaccionar automáticamente y llevar la atención a la respiración.

Ejercicio: Con la atención de la rana. 

Estaremos sentados en un lugar cómodo y tranquilo. “Una rana es una animal muy especial. Puede sar saltos enormes, pero también puede estar sentada muy quieta. Se da cuenta de todo lo que pasa a su alrededor, pero no reacciona de inmediato y respira con mucha calma. Así, la ranita no se cansa, y no se deja arrastrar por todo tipo de planes interesantes que se le pasan por la cabeza; durante todo el rato está sentada . La rana está quieta, muy quieta mientras respira, Su barriguita se abulta poco  y después se hunde de nuevo. Una vez tras otra. Lo único que necesitas es atención. estar atento a tu respiración.  Atención y tranquilidad”

2. El entrenamiento del músculo de la atención. 

La observación , abierta, curiosa y sin juicio previo es un arte que los niños entienden a la perfección. Al irnos conviertiendo en adultos van llegando las dudas y las opiniones preconcebidas.

Ideas para practicar.  

  • Recordar: podemos tratar de recordar cinco cosas que ves de camino a la escuela ¿Cómo son?Puedes describirlas colores, formas, sonido etc. 
  • Cogemos una ramita de árbol y la dibujamos con todo lujo de detalles . Dibuja lo que ves, sólo lo que ves, no lo que crees que ves. Si lo hacemos varios días veremos que cada vez percibimos más cosas de la ramita y que tu dibujo es cada vez más parecido a la realidad. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR