Calmar las rabietas. Ideas y Cuentos

Educación Emocional

Algunos niños solo pierden la calma ocasionalmente. Pero a otros parece costarles más trabajo cuando las cosas no salen como ellos quieren. Los niños que, por naturaleza, tienden a tener reacciones fuertes necesitarán más ayuda de sus padres para controlar sus rabietas.

Es un curso-programa en el que desarrollamos nuestro para el fomento de la Inteligencia Emocional , de los niños de los 3 a los 12 años; usando cuentos, juegos, actividades creativas y música. 

1. El Rol del Adulto. 

Algunos días, mantener la paz y la calma parece imposible; si bien su propia paciencia se puede desgastar debido a los arranques de enojo, la oposición, el desafío, las peleas y las contestaciones, es durante estos episodios que usted más necesita tener más paciencia. Por supuesto, usted está enojado, pero lo que cuenta es cómo lo maneja.

Reaccionar a las crisis del niño con sus propios gritos y arranques, solamente les enseñará a hacer lo mismo. Pero mantener la calma y manejar tranquilamente una situación frustrante le permite mostrar y enseñar formas adecuadas de manejar el enojo y la frustración.

2. ¿Qué podemos hacer? Ideas prácticas

Regular las emociones y controlar el comportamiento son habilidades que se desarrollan lentamente a lo largo de la niñez.  Como cualquier otra destreza, los niños necesitan aprenderla y practicarla y este es nuestro papel como adultos. 

En el caso de los niños cuyos arranques de rabietas son rutinarios, es posible que carezcan del autocontrol necesario para manejar la frustración y el enojo, y requieren más ayuda para ayudarlos a controlar esas emociones. Estos pasos pueden ayudar:

  1. Ayude a los niños a explicarlo con palabras. Si el niño está en medio de un arranque, averigüe cuál es el problema. Si es necesario, utilice un tiempo fuera para que  se calme. Cuando el niño se haya calmado, pregúntele qué le hizo enfadar. Podría decir: “Usa tus propias palabras para decirme qué pasa y por qué estás tan enfadado”. Esto ayuda al niño a convertir las emociones en palabras y a comprender qué se requiere para resolver el problema, si es necesario hacer algo. 
  2. Escuche y responda. Una vez que el niño explique sus emociones con palabras, depende de usted escucharlo y decirle que lo comprende. Si al niño le cuesta trabajo encontrar las palabras correctas, ofrezca algo de ayuda: “así que eso te hizo enojar”, “te debes haber sentido frustrado” o “eso debe haber herido tus sentimientos”. Ofrézcase a ayudar para encontrar una respuesta si hay algún problema que se pueda resolver, un conflicto que arreglar o una disculpa que se deba ofrecer. En muchos casos, sentirse escuchado y comprendido es todo lo que necesitan los niños  para recuperar la compostura. No obstante, aunque reconozca los sentimientos de su hijo, deje claro que las emociones intensas no son una excusa para el comportamiento inaceptable. “Sé que estás enojado, pero no está bien golpear”. 
  3. Cree reglas básicas y adhiérase a ellas. Establezca y mantenga expectativas claras sobre lo que es y no es aceptable, sin utilizar amenazas, acusaciones ni palabras humillantes. El niño comprenderá el mensaje si hace afirmaciones claras y simples acerca de lo que no está permitido, y le explica lo que desea que haga. Podría decir: “No está permitido gritar en esta casa. Usa tus palabras para explicarme qué te está molestando”. Intente tener estas discusiones antes del arranque de enojo, de forma que los niños conozcan las expectativas con anticipación.

3. Estrategias para manejar la rabia y el enfado

Los niños que han aprendido que no está bien gritar, golpear y arrojar cosas cuando están molestos necesitan otras estrategias para calmarse cuando están enojados. Ofrezca algunas ideas para ayudarlos a aprender formas seguras de expresar su enojo o para encontrar otras actividades que puedan crear un mejor estado de ánimo.

  1. Tomarse un descanso de la situación. Dígales a los niños que está bien alejarse de un conflicto para evitar un arranque de enfado. Al moverse a otra parte de la casa o al patio trasero, un niño puede obtener algo de espacio y trabajar en calmarse.
  2. Encontrar una forma de liberar el enojo (de forma segura). Es posible que no haya paredes para golpearlas, pero puede sugerir algunas formas para que un niño se desahogue. Dar algunos saltos abriendo y cerrando las piernas, bailar en su dormitorio, correr etc. . Otra alternativa es que su hijo elija escribir o hacer un dibujo acerca de lo que le molesta tanto.
  3. Aprenda a cambiar de estado de ánimo. Esto es difícil para los niños… y para los adultos también. Explique que una parte de calmarse es cambiar de un estado de ánimo realmente enojado a un humor más controlado. En lugar de pensar en la persona o la situación que ocasionó el enojo, aliente a los niños a que piensen en hacer otra cosa que podría dar lugar a un mejor estado de ánimo, como dar un paseo alrededor de la cuadra, andar en bicicleta, jugar un juego, leer un libro favorito, cavar en el jardín o escuchar una canción favorita. Hagan algunas de estas cosas juntos para que ambos experimenten cómo hacer algo diferente puede cambiar la forma en que se siente una persona.

4. Cuentos que nos pueden ayudar

Leer y reflexionar conjuntamente sobre el enfado y la rabia es una excelente manera de aprender estrategias de control. Las propuestas que os presentamos a continuación son una buenísima excusa para conversar conjuntamente adultos y niños sobre dos sentimientos muy comunes :la rabia y el enfado.

1. ¿No hay nadie enfadado? Toon Tellegen 


Descripción

Doce cuentos sobre enfados protagonizados por animales.  Un elefante que se reprocha a sí mismo su empeño en trepar a los árboles; una lombriz y un escarabajo que compiten por demostrar quién está más enfadado; un cerdo hormiguero que debe permanecer boca abajo para conservar su buen humor; un bogavante que trata de vender enfados a un ingenuo ratón, etc.

 


Por qué nos gusta

Un excelente material para reconocer el enfado y las consecuencias de no controlar las emociones. Un relato construído de pequeños relatos.  

Imagen

nadieenfadado

2. Cuando Sofía se enoja, se enoja de veras. Molly Bang


Descripción

Esta historia trata de una niña llamada Sofía que se enoja porque su hermana le quita el gorila que ella usaba mientras jugaba. Su enojo es tal que la hace pataletear, gritar, correr y llorar. Luego, se calma al contemplar la naturaleza y regresa a su casa donde su familia la recibe con mucha alegría y ella ya no está enojada.

  

Por qué nos gusta

Nos gusta por las ilustraciones , por qué le dan color a las emociones y sensaciones que va experimentando el personaje principal del cuento. Por lo que hay una transformación de colores intensos y cálidos rojos, anaranjados, violetas y rosados que presentan el enojo; a colores fríos como azul, verde, blanco y pequeños tonos de amarillo.  Cuando llega a la casa, luego de calmarse, los colores se armonizan .

Permite que el niño o la niña puedan reflexionar acerca de sus experiencias y vivencias que le causan enfado y a crear estrategias que les permita canalizar sus emociones de una forma efectiva no agresiva. Sirve como recurso para trabajar las relaciones entre los miembros de una familia, particularmente las relaciones entre hermanos.

Este libro muestra las consecuencias de no controlar las emociones como el enfado y la rabia.

 

Imagen

sofia


3. La cola del dragón. Mireia Canals.


Descripción

A Javier, el pequeño protagonista, le crece una cola de dragón cuando siente rabia.  Todos tenemos un mal día, que en el caso de Javier empieza con el no de su madre de comprarle más gomas, el juego de moda del momento. Y empieza a sentir la fastidiosa rabia, que hace que le salga una larga y verde cola de dragón. Y es cuando explotas y empiezas a dar golpes con los pies y las manos. Es tanta la rabia de Javier, que cuando abre los ojos se da cuenta que se encuentra en una habitación oscura y fría en donde advierte de todos los juguetes que ha roto cuando apareció su enorme cola de dragón.

 


Por qué nos gusta

Este libro trabaja las consecuencias del autocontrol, la rabia es una emoción fuerte que si no controlamos tiene unas consecuencias nefastas a través de la mirada de Javier veremos qué pasa si no nos controlamos y juntos reflexionaremos sobre cómo podemos controlarla.

Imagen

coladragon


4. Emma enfadosauria. Brain Moses


Descripción

Emma Enfadosauria se enfada por todo: si no puede ver lo que quiere en la tele, si no gana a los juegos, si sus hermanos reciben algún regalo… A veces, incluso, ruge, patalea o golpea alguna puerta. ¿Cómo conseguirá Emma calmarse?

 

Por qué nos gusta

Identifica muy situaciones de la vida cotidiana de los niños y trabaja el autoconocimiento (identificar la emoción, qué la desencadena etc) y a la vez genera una buena resolución de  control de la emoción. Sencillo pero efectivo.  

Imagen

emmaenfado

 


5. ¡NO! Tarecy Corderoy


Descripción

Esta es la historia de un pequeño rinoceronte que descubre una palabra nueva y la convierte en su respuesta favorita para todo: “Todo el mundo decía que Rino era encantador, hasta que, un buen día, aprendió a decir NO. ¡Un divertido cuento con la mejor receta para superar rabietas!”.

 


Por qué nos gusta

Una buena opción para reflexionar acerca de las rabietas

Imagen

¡No!


 

 

Comparte el artículo

It's only fair to share...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Artículos que pueden interesarte

20 obras de arte para trabajar 20 emociones

Hemos seleccionado 20 obras de arte para trabajar 20 estados emocionales. Curso relacionado: EmociónARTE Este curso quiere aprovechar el potencial del arte para el trabajo emocional.  Frustración: Perro Semihundido, Francisco de Goya La frustración es...

2 Comentarios

    • Tulabooks

      Gracias a ti por leernos

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Aprender a Leer y Escribir con MontessoriCURSO ONLINE

INICIO LUNES 21 JUNIO

MÁS INFO