Vivimos en una sociedad que todo aquello que no es diversión y alegría parece que queda relegado, escondido… pero es parte de la vida de la misma manera que la alegría lleva de la mano la tristeza; la muerte forma parte de la vida. Por ello os proponemos hoy una reflexión sobre el duelo infantil y también cuentos para reflexionar y acompañarlo.

Este material forma parte del curso online Educación Emocional a través de los cuentos 

¿Qué es el duelo ?

El Duelo es el proceso de adaptación normal que sigue a la pérdida de un ser querido. Algunas ideas clave:

  1.  El duelo es un proceso, lo que nos indica que no es inmediato, sino que requiere de tiempo: no es algo que vaya a resolverse de forma inmediata.
  2.  Que sea un proceso implica que es algo dinámico -está sujeto a variaciones y es algo activo -nos permite ejercer cierto control sobre el mismo-, es decir: hay cosas que las personas pueden hacer en este proceso, que no es estático.
  3. Es normal.  Atravesar un duelo es algo habitual y no un proceso extraño. No es una enfermedad y al doliente no le está pasando nada malo por manifestar esas reacciones tras una pérdida. Es preferible que haya reacciones a que el doliente se muestre impasible, como si no hubiera ocurrido nada.
  4. Es un proceso único. La forma en que responden al duelo los niños y los adultos es personal, propia, cada persona tiene un duelo diferente: no hay dos duelos iguales, igual que no hay dos personas iguales.
  5. Implica trabajo personal . Requiere trabajo y elaboración personal .

Etapas del duelo

Usaremos el modelo de William Worden para entender las etapas del duelo :

1. Aceptar la realidad de la muerte: es decir, asumir que la persona fallecida no va a vivir más, que no la vamos a ver, que no va a volver.

2. Trabajar las emociones asociadas a la pérdida: tristeza, ira, frustración…todas aquellas emociones que se experimentan tras la pérdida de un ser querido.

3. Aprender a vivir en el mundo en el que el fallecido está ausente. Esto implica asumir ciertas responsabilidades de las que se encargaba el fallecido. En los adultos pueden ser gestiones o roles, mientras que para los adolescentes pueden ser cosas tan simples como ir y venir de manera autónoma al colegio, estudiar sin supervisión, pequeñas tareas domésticas, etc., s

4. Re-colocar emocionalmente al fallecido y seguir viviendo.  Esta tarea se equipararía a generar un recuerdo que no sea doloroso y al que poder apelar en caso de necesitarlo.

Características del duelo Infantil-Juvenil 

Existen diferencias importantes entre el duelo ifantil-juvenil y el adulto; veamos cuáles son:

  • La vida del niño no suele interrumpirse, sigue su ritmo.
  • Habitualmente se resuelve el duelo de manera más rápida
  • Mantener las rutinas es esencial y suele ser un factor protector.
  • La expresión emocional es indispensable y puede hacerse por vías alternativas.
  • Los niños suelen preservar sus áreas vitales y el duelo sólo afecta a una o dos áreas principales. 
  • En los niños la pérdida suele traducirse en pérdidas concretas frente a la de los adultos que implica una pérdida-global.
  • Los niños necesitan comunicar sus dudas e inquietudes a los adultos.
  • Los apoyos familiares y sociales son imprescindibles para la resolución del duelo.

Materiales: Cuentos 

Cuentos Sobre la muerte en general. Reflexión.

  • Para siempre de Camino Garcia. Para siempre muestra una manera sencilla y directa de abordar el duelo desde la sinceridad y la expresión de la tristeza a través del llanto.
  • Regaliz de Sylvia Van Ommen. «¿Tú crees que ahí arriba, en el cielo, hay algo, un sitio al que uno va cuándo se muere?… Y, ¿Allí habrá regaliz?» Así filosofan dos inseparables amigos mientras meriendan en el campo. Un tema difícil tratado con ingenuidad, ternura y una gracia inigualable. ¡Un libro para llevarse al cielo!
  • El árbol de los recuerdos. Britta Teckentrup . Zorro había tenido una vida larga y feliz, pero ahora estaba cansado. Observó su querido bosque una última vez y se quedó dormido para siempre.
    Este cuento, dulce y reconfortante, celebra la vida y todos los recuerdos que permanecen en nosotros tras la muerte de un ser querido.

Cuentos Específicos

  • No es fácil pequeña ardilla de Elisa Ramón.  (madre)La pequeña ardilla sentía una pena muy grande porque su madre había muerto, y pensaba que nunca más sería feliz. Pero la vida continúa y el amor curará sus heridas.
  • La isla del abuelo. Benji Davies (abuelos). Leo quiere a su abuelo. Y el abuelo quiere a Leo. Y eso no cambiará nunca. Un libro precioso y reconfortante que nos muestra cómo las personas a las que queremos permanecen siempre cerca, sin importar lo lejos que estén.
  • Buenas noches abuelo de Roser Baussà (abuelos). Marta es la protagonista de este álbum, ha perdido a su abuelo y su madre intenta consolarla con una respuesta adecuada y poética para la niña. Su madre le explica que aunque ya no volverá, ella puede hablar todos los días con él, porque él le ve desde la nube donde descansa, donde se fue porque aquí “ya no dormía bien y le dolía todo”. Cuando se queda sola en la habitación, a Marta le parece ver cómo una estrella le hace guiños. Seguro que es el abuelo.
  • Un día todo cambió de Rakel Mateo(hermanos). Es un cuento breve que narra de forma sencilla -y con unas ilustraciones preciosas- el duelo de una niña que ha perdido a su hermana.
  • Ramona la mona de Aitana Carrasco(mascota- abuelos). Bruno vive con su papá, mamá, abuelos y cinco peces anaranjados. Después de la llegada de Fola, una gata de color rojo, el niño experimenta la pérdida de sus peces y también de su abuelo, y la llegada de unos periquitos y de Ramona la mona, su nueva hermanita, a quien Bruno no está dispuesto a aceptar fácilmente… hasta que, un día, las cosas cambian.
  • Corazón y la botella  de Oliver Jeffers (abuelos). Una niña guarda su corazón en una botella, pensando que así lo cuidará mejor. Pero, a cambio de no volver a sentirse triste, la curiosidad y la capacidad de asombro no le acompañaron más. El autor de El misterioso caso del oso presenta otra gran historia, cuyo mensaje logra conmover a chicos y grandes, y que nos recuerda lo bueno de tener el corazón en su lugar.
  • Yo siempre te querré de Hans Wilhelm (mascota) . Este libro es la historia de Elfi, la mejor perrita del mundo. Y también de la profunda amistad entre un niño y un perro. Se crían juntos, pero Elfi crece mas deprisa que su joven dueño, y después de una feliz vida de perro llega el momento en que Elfi se despide para siempre.

Este material forma parte del curso online Educación Emocional a través de los cuentos 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies