9 estrategias para introducir vocabulario con los cuentos

Alfabetización Emergente

Hoy queremos compartir 9 estrategias para introducir nuevo vocabulario mientras estamos leyendo. Si usáis alguna más estaríamos encantados que la compartáis con nosotros.

Este curso de habilidades pre-lectoras trabaja en detalle las dos principales habilidades pre-lectoras : las habilidades de decodificación ( conciencia fonológica) y las habilidades de comprensión ( desarrollo del lenguaje).

Estrategias para introducir nuevo vocabulario a través de los cuentos:

  1. Preguntar. La estrategia más utilizada . Cuando  los adultos leen y  encontraran una palabra que piensan que podría ser desconocida por los niños, paran la narración y preguntan al pequeño/s si conocen el significado de la palabra.
  2. Definir .  Cuando el adulto identifica una palabra que cree que es desconocida por los niños puede optar por definirla sin  preguntar ó bien por preguntar a los niños (estrategia 1) y posteriormente generar una definición formal de la palabra.
  3. Generar un sinónimo. Los adultos en ocasiones también optan por aportar un sinónimo a la palabra en vez de una definición formal (estrategia2) y pueden hacerlo directamente sin preguntar a los niños ó bien después de haberles preguntado por lel significado de la palabra.
  4. Usar ejemplos. El conocimiento una palabra se puede ampliar y aclarar a través de ejemplos. Los niños aprenden la palabra objetivo cuando se relaciona con otras palabras y conceptos conocidos y se les da la oportunidad de utilizar las palabras objetivo , fortaleciendo aún más el aprendizaje de palabras ( Beck et al. , 2002 ) . Los adultos deben ayudan a los niños a hacer sus propias conexiones cuando piden ejemplos de cómo o dónde los niños han escuchado  la palabra , o les recuerdan situaciones en las que podrían haber encontrado una palabra específica.
  5. Clarificar o corregir las respuestas de los niños.  A veces , los niños sugieren definiciones de palabras objetivo que reflejan ideas equivocadas o entendimientos parciales. El adulto, entonces debe corregir o  aclarar las respuestas de los niños.
  6. Extender la definición generada por los niños. Debido a la naturaleza progresiva del aprendizaje de palabras , los niños pueden proporcionar definiciones que son correctas pero simples. El adulto puede optar por ampliar la definición ó suministrar  información adicional que se basa en la respuesta del niño .
  7. Etiquetar. El etiquetado es la estrategia  más utilizada con libros ilustrados y lecturas en voz alta. A medida que el adulto señala a la ilustración y  conecta de la palabra con la imagen. Por lo tanto , sin interrumpir el flujo de la lectura,  el significado de la palabra  mejora a través de la comprensión de las imágenes.
  8. Generar una imagen. A veces , los adultos utilizan expresiones faciales , sonidos o movimientos físicos para demostrar significado de las palabras en el curso de lectura en voz alta . Gestos de este tipo se producen con mayor frecuencia cuando se lee libros sin demasiada imagen visual  , tal vez debido a la falta de ilustraciones para proporcionar ese apoyo visual. Aunque su intención en muchas ocasiones es crear una lectura dramática , la adición de las acciones simples también serve para facilitar el aprendizaje de palabras si esa expresión particular era desconocido para los niños.
  9. Análisis Morfémico. Incluso los niños pequeños tienen que tomar conciencia de cómo se combinan partes de palabras para hacerlas más largas , palabras más complejas. Los niños pueden aprender a ” buscar raíces y / o palabras familiares cuando se trata de averiguar el significado de una palabra desconocida ” (Newton et al. , 2008 , p . 26 ) . Las estrategias de instrucción que llaman la atención de los niños para el análisis estructural son una opción apropiada cuando el significado de la palabra raíz es familiar.

Comparte el artículo

It's only fair to share...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Artículos que pueden interesarte

Adolescencia. Etapa de Cambios

La adolescencia es una etapa de transición de la infancia a la edad adulta y como tal es una etapa de CAMBIO constante y a todos los niveles, veamos en este post cuáles son estos cambios y qué implicaciones tienen.  ¿Qué tipo de cambios...

3 Comentarios

  1. Lucia

    Miy necessrios los he puesto en practica con los temas de ciencias sociales

    Responder
    • Tulabooks

      ¡Gracias Lucía! 🙂

      Responder
  2. segundo rodriguez acate

    muy interesante me ayudare hacer mejor mi trabajo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 estrategias para introducir vocabulario con los cuentos

Alfabetización Emergente

Si tienes la sospecha de que tu hijo o hija tiene altas capacidades, por tu cabeza pasarán preguntas como: ¿Debo decírselo a los profesores? ¿El colegio hace pruebas a los niños? ¿Puedo pedir que lo evalúen? ¿Qué pasa si mi hijo es diagnosticado? 

Curso relacionado: Niños/as de Altas Capacidades

Este curso es una guía para la gestión emocional de los niños de altas capacidades adecuada tanto para docentes como para familias.

Este material forma parte del curso online Niños/as de Altas Capacidades

Quién diagnosticará a tu hijo en el colegio

Dado que el educador no tiene la formación para ello, no será él quien decida si el niño tiene o no altas capacidades. Un profesor con conocimientos puede identificar al niño como alumno dotado, pero no podrá dar un diagnóstico.

El diagnóstico lo otorga únicamente el psicólogo clínico. Esto quiere decir que el proceso de pruebas no es una iniciativa propia de vuestro colegio sino una acción que parte desde la Junta de vuestra Comunidad Autónoma. Cada Administración tiene sus propias normativas.

¿Qué pruebas se realizan?

Las pruebas más habituales son las escalas de Weschler para niños (WPPSI-IV y WISC-V), los test de Kaufman (K-ABC), las escalas de inteligencia de Stanford-Binet (SB-V) y las Matrices Progresivas de Raven. Estos son test psicométricos de inteligencia general.

Para medir algo más específico como el talento musical o creativo existen otras pruebas (que no siempre acompañan a las pruebas generales). Por ejemplo, el test de Pensamiento Creativo de Torrance (TTCT), Pruebas de Inteligencia Creativa CREA o el Test de Talento musical de Sehashore.

Y aquí es necesario hacer una reflexión: las altas capacidades son una potencialidad que puede existir (o coexistir) en distintas áreas de conocimiento. Esto es: un niño puede tener un talento extraordinario en una sola materia y pasar desapercibido en los test del colegio. Esto ocurre por ejemplo con los alumnos con talento artístico. Hagamos una división rápida de los valores de los percentiles de los test:

  • Talento simple: El niño destaca en un ámbito o campo cognitivo (Verbal, matemático, lógico, creativo) por encima del centil 95.
  • Talento complejo: El niño destaca en aptitudes específicas combinadas esto es, destaca en varias áreas por encima del centil 80. Hablamos de talentos académicos (buenos con las asignaturas del cole) y talentos artísticos (gestión perceptual, aptitud espacial y talento creativo).
  • Superdotación: Aunque existe amplia discusión sobre el término, se suele convenir que un niño superdotado es aquel que destaca en todas las áreas de conocimiento con un centil por encima de 75. Esto es, no tiene necesariamente un área en la que destaque mucho, sino un dominio sobre todas, incluyendo la creatividad.

Qué CI ‘debe’ tener el niño para ser diagnosticado

El CI o cociente intelectual es una de las grandes barreras a batir por los grandes profesionales de las altas capacidades. Mientras que antes el número de corte estaba en 130 para ser considerado alumno de altas capacidades, los estudios en psicometría de hoy evidencian que este número es una losa por varias razones:

  •  Un niño puede tener altas capacidades en un talento único y no proporcionar un 130 en el recuento de las pruebas.
  •  Algunos test tienen un efecto techo y no son fieles si la capacidad del niño es mayor. En ese caso, el niño requerirá de lo que llamamos un test ‘out of level’.
  •  Se obvian circunstancias personales y emocionales del niño que realiza los test. Como leemos en Fernández, R. y Sánchez, M. (2019): «Variables como el cansancio, la desmotivación, síntomas físicos (mareos, febrícula, malestar…), aspectos no demasiado visibles pueden influir en la realización de las pruebas ya que el sujeto no se encuentra en las mejores circunstancias».
  • El CI es un número promedio. Una persona sometida a cinco pruebas diferentes puede obtener cinco cocientes diferentes. No es un número exacto ni sagrado. El mismo Alan Kaufman, reputado experto en la matería aseveraba:  «Se trata de una estupidez, de una interpretación errónea muy frecuente. No existe tal cosa como el CI de una persona. Este es un constructo que varía. Cambia el test de CI, y verás cómo cambia el CI. Cambia de examinador, el día de la prueba, el estado de humor de la persona evaluada o el nivel de alerta del examinador, y verás cómo cambia el CI. Evalúa a una misma persona doce veces y obtendrás doce CIs diferentes» 
  • No todos los niños operan bien ante los test de inteligencia. Algunos como los aprendices viso-espaciales necesitan de más tiempo para ciertas cuestiones. Otros, de gran sensibilidad, se bloquean ante las pruebas. El niño en un ser global, no un número.

Es más, según la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos, este número o CI variará. Esto quiere decir que según el resultado de los test un niño puede ser considerado alta capacidad en Andalucía y no serlo en Madrid.

En el campo de las altas capacidades existe un gran infra-diagnóstico y son muchos niños los que continúan invisibles al sistema. Algunos profesionales siguen anclados en señalar al 2% de la población mientras los más reputados expertos en AACC coinciden en que hablamos de un 10-15% de la población.

Cuándo le harán las pruebas de diagnóstico al niño

Cuanto antes podamos diagnosticar al niño, mejor. Algunas pruebas dan muy buenos resultados a partir de los 4 años. Sin embargo en el colegio no será hasta el cambio de ciclo que realicen las pruebas pertinentes.

En el sistema escolar español, a tu hijo se le realizarán dos pruebas:

1ª Prueba: paso de infantil a primaria

2ª Prueba: paso de primaria a secundaria

Estas son pruebas subjetivas como los informes del profesor y las nominaciones de los padres. Si el test de los padres y el de los niños (una hoja para rellenar en casa) es de alguna forma coincidente o el profesor valora que debe ser diagnosticado, el departamento de Orientación propondrá a los padres realizar los test de Altas Capacidades. Como es evidente, no todos los niños pasan esta ‘criba’. Al final del artículo adjuntamos un enlace a cuestionarios de identificación para tutores y padres.

Esta segunda prueba es muy importante porque las altas capacidades varían con los años y porque podemos detectar a aquellos que se nos escaparon en la primera batería de test. En cualquier caso, lo habitual es que el niño sea evaluado antes de los 12 años en la escuela. No existe edad límite para evaluar las altas capacidades: una persona puede recibir su primer diagnóstico en la edad adulta y de hecho son muchos los padres que descubren su dotación a partir del diagnóstico de su hijo.

El niño también puede ser evaluado de forma privada por un psicólogo clínico experto en altas capacidades. Es vuestro derecho defender ese diagnóstico privado sin necesidad de repetir las pruebas pero, para algunos centros, las pruebas externas pueden no ser concluyentes. Esto hace que, desgraciadamente, sean bastantes padres los que acaben en juicios defendiendo lo que les es un derecho o consintiendo que el niño pase más de una evaluación en menos de dos años.

En mi cole ‘no lo ven’

Es probable que no tengáis noticia de los resultados del test. Ten presente que según la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas tienes derecho a obtener una copia como padre o madre del niño con las puntuaciones totales y parciales. Puedes conocer otros derechos de los padres con altas capacidades aquí.

Si aún así mantenéis al sospecha y no la confirmación, mi recomendación es acudir a un gabinete de psicólogos especializado en Altas Capacidades. Si no conoces ninguno, solicita ayuda a la asociación de altas capacidades de tu comunidad o ciudad.

Muchos niños de alta capacidad pasan desapercibidos durante su estancia en el colegio, bien por no ser disruptivos y adaptarse (llevando la frustración a casa), bien por ser precisamente disruptivos y molestos en clase y creer que eso impide que sean personas con alta capacidad intelectual.

Las AACC de tu hijo están amparadas por la ley

El colegio es una de las mayores fuentes de estrés para los padres de los niños dotados porque no siempre es fácil obtener la respuesta y atención que esperamos para las capacidades específicas de nuestro hijo. La ley ampara a estos alumnos: según el artículo 71 de la LOE-LOMCE ,

«Corresponde a las Administraciones educativas asegurar los recursos necesarios para que los alumnos y alumnas que requieran una atención educativa diferente a la ordinaria, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, TDAH, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar, puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado».

Es muy interesante observar cómo, para el Estado español, las altas capacidades han pasado a ser consideradas necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE). Desafortunadamente, los profesores no tienen los estudios adecuados para atender estas necesidades porque las Altas Capacidades siguen siendo una anécdota escueta en las materias de los docentes.

Esta modificación de la ley supone la búsqueda de equidad que presume que cada niño merece recibir la educación que necesita y no para todos la misma (igualdad). Y además nos dice que nuestro hijo tiene derecho de ser atendido a sus necesidades del mismo modo que un alumno con discapacidad intelectual.

Enlace a los cuestionarios orientativos para la detección de la alta capacidad en niños:

https://webs.ucm.es/info/sees/web/diagnosticos.htm

_________________________________________________________________________________________________________

 *Bea Sánchez, experta en Diagnóstico y Educación de niños con Altas Capacidades es autora del artículo y tutora del curso Niños con Altas Capacidades.

Comparte el artículo

It's only fair to share...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Artículos que pueden interesarte

Webinar Gratuito. Niños Altas Capacidades

Os invitamos a un doble  webinar 100% gratuito y 100% online en esta ocasión hablaremos sobre Niños/as de Altas Capacidades Curso Relacionado: Niños/as Altas Capacidades Este curso es una guía para aprender a detectar , comprender y  gestionar a los niños/as de altas...

3 pistas para detectar las Altas Capacidades

El 90% de los niños/as de Altas Capacidades NO son detectados. En este post te damos tres pistas para aprender a identificarlos .  Curso relacionado: Niños/as de Altas Capacidades Este curso es una guía para la gestión emocional de los niños de altas capacidades...

3 Comentarios

  1. Lucia

    Miy necessrios los he puesto en practica con los temas de ciencias sociales

    Responder
    • Tulabooks

      ¡Gracias Lucía! 🙂

      Responder
  2. segundo rodriguez acate

    muy interesante me ayudare hacer mejor mi trabajo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 estrategias para introducir vocabulario con los cuentos

Alfabetización Emergente

Si tienes la sospecha de que tu hijo o hija tiene altas capacidades, por tu cabeza pasarán preguntas como: ¿Debo decírselo a los profesores? ¿El colegio hace pruebas a los niños? ¿Puedo pedir que lo evalúen? ¿Qué pasa si mi hijo es diagnosticado? 

Curso relacionado: Niños/as de Altas Capacidades

Este curso es una guía para la gestión emocional de los niños de altas capacidades adecuada tanto para docentes como para familias.

Este material forma parte del curso online Niños/as de Altas Capacidades

Quién diagnosticará a tu hijo en el colegio

Dado que el educador no tiene la formación para ello, no será él quien decida si el niño tiene o no altas capacidades. Un profesor con conocimientos puede identificar al niño como alumno dotado, pero no podrá dar un diagnóstico.

El diagnóstico lo otorga únicamente el psicólogo clínico. Esto quiere decir que el proceso de pruebas no es una iniciativa propia de vuestro colegio sino una acción que parte desde la Junta de vuestra Comunidad Autónoma. Cada Administración tiene sus propias normativas.

¿Qué pruebas se realizan?

Las pruebas más habituales son las escalas de Weschler para niños (WPPSI-IV y WISC-V), los test de Kaufman (K-ABC), las escalas de inteligencia de Stanford-Binet (SB-V) y las Matrices Progresivas de Raven. Estos son test psicométricos de inteligencia general.

Para medir algo más específico como el talento musical o creativo existen otras pruebas (que no siempre acompañan a las pruebas generales). Por ejemplo, el test de Pensamiento Creativo de Torrance (TTCT), Pruebas de Inteligencia Creativa CREA o el Test de Talento musical de Sehashore.

Y aquí es necesario hacer una reflexión: las altas capacidades son una potencialidad que puede existir (o coexistir) en distintas áreas de conocimiento. Esto es: un niño puede tener un talento extraordinario en una sola materia y pasar desapercibido en los test del colegio. Esto ocurre por ejemplo con los alumnos con talento artístico. Hagamos una división rápida de los valores de los percentiles de los test:

  • Talento simple: El niño destaca en un ámbito o campo cognitivo (Verbal, matemático, lógico, creativo) por encima del centil 95.
  • Talento complejo: El niño destaca en aptitudes específicas combinadas esto es, destaca en varias áreas por encima del centil 80. Hablamos de talentos académicos (buenos con las asignaturas del cole) y talentos artísticos (gestión perceptual, aptitud espacial y talento creativo).
  • Superdotación: Aunque existe amplia discusión sobre el término, se suele convenir que un niño superdotado es aquel que destaca en todas las áreas de conocimiento con un centil por encima de 75. Esto es, no tiene necesariamente un área en la que destaque mucho, sino un dominio sobre todas, incluyendo la creatividad.

Qué CI ‘debe’ tener el niño para ser diagnosticado

El CI o cociente intelectual es una de las grandes barreras a batir por los grandes profesionales de las altas capacidades. Mientras que antes el número de corte estaba en 130 para ser considerado alumno de altas capacidades, los estudios en psicometría de hoy evidencian que este número es una losa por varias razones:

  •  Un niño puede tener altas capacidades en un talento único y no proporcionar un 130 en el recuento de las pruebas.
  •  Algunos test tienen un efecto techo y no son fieles si la capacidad del niño es mayor. En ese caso, el niño requerirá de lo que llamamos un test ‘out of level’.
  •  Se obvian circunstancias personales y emocionales del niño que realiza los test. Como leemos en Fernández, R. y Sánchez, M. (2019): «Variables como el cansancio, la desmotivación, síntomas físicos (mareos, febrícula, malestar…), aspectos no demasiado visibles pueden influir en la realización de las pruebas ya que el sujeto no se encuentra en las mejores circunstancias».
  • El CI es un número promedio. Una persona sometida a cinco pruebas diferentes puede obtener cinco cocientes diferentes. No es un número exacto ni sagrado. El mismo Alan Kaufman, reputado experto en la matería aseveraba:  «Se trata de una estupidez, de una interpretación errónea muy frecuente. No existe tal cosa como el CI de una persona. Este es un constructo que varía. Cambia el test de CI, y verás cómo cambia el CI. Cambia de examinador, el día de la prueba, el estado de humor de la persona evaluada o el nivel de alerta del examinador, y verás cómo cambia el CI. Evalúa a una misma persona doce veces y obtendrás doce CIs diferentes» 
  • No todos los niños operan bien ante los test de inteligencia. Algunos como los aprendices viso-espaciales necesitan de más tiempo para ciertas cuestiones. Otros, de gran sensibilidad, se bloquean ante las pruebas. El niño en un ser global, no un número.

Es más, según la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos, este número o CI variará. Esto quiere decir que según el resultado de los test un niño puede ser considerado alta capacidad en Andalucía y no serlo en Madrid.

En el campo de las altas capacidades existe un gran infra-diagnóstico y son muchos niños los que continúan invisibles al sistema. Algunos profesionales siguen anclados en señalar al 2% de la población mientras los más reputados expertos en AACC coinciden en que hablamos de un 10-15% de la población.

Cuándo le harán las pruebas de diagnóstico al niño

Cuanto antes podamos diagnosticar al niño, mejor. Algunas pruebas dan muy buenos resultados a partir de los 4 años. Sin embargo en el colegio no será hasta el cambio de ciclo que realicen las pruebas pertinentes.

En el sistema escolar español, a tu hijo se le realizarán dos pruebas:

1ª Prueba: paso de infantil a primaria

2ª Prueba: paso de primaria a secundaria

Estas son pruebas subjetivas como los informes del profesor y las nominaciones de los padres. Si el test de los padres y el de los niños (una hoja para rellenar en casa) es de alguna forma coincidente o el profesor valora que debe ser diagnosticado, el departamento de Orientación propondrá a los padres realizar los test de Altas Capacidades. Como es evidente, no todos los niños pasan esta ‘criba’. Al final del artículo adjuntamos un enlace a cuestionarios de identificación para tutores y padres.

Esta segunda prueba es muy importante porque las altas capacidades varían con los años y porque podemos detectar a aquellos que se nos escaparon en la primera batería de test. En cualquier caso, lo habitual es que el niño sea evaluado antes de los 12 años en la escuela. No existe edad límite para evaluar las altas capacidades: una persona puede recibir su primer diagnóstico en la edad adulta y de hecho son muchos los padres que descubren su dotación a partir del diagnóstico de su hijo.

El niño también puede ser evaluado de forma privada por un psicólogo clínico experto en altas capacidades. Es vuestro derecho defender ese diagnóstico privado sin necesidad de repetir las pruebas pero, para algunos centros, las pruebas externas pueden no ser concluyentes. Esto hace que, desgraciadamente, sean bastantes padres los que acaben en juicios defendiendo lo que les es un derecho o consintiendo que el niño pase más de una evaluación en menos de dos años.

En mi cole ‘no lo ven’

Es probable que no tengáis noticia de los resultados del test. Ten presente que según la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas tienes derecho a obtener una copia como padre o madre del niño con las puntuaciones totales y parciales. Puedes conocer otros derechos de los padres con altas capacidades aquí.

Si aún así mantenéis al sospecha y no la confirmación, mi recomendación es acudir a un gabinete de psicólogos especializado en Altas Capacidades. Si no conoces ninguno, solicita ayuda a la asociación de altas capacidades de tu comunidad o ciudad.

Muchos niños de alta capacidad pasan desapercibidos durante su estancia en el colegio, bien por no ser disruptivos y adaptarse (llevando la frustración a casa), bien por ser precisamente disruptivos y molestos en clase y creer que eso impide que sean personas con alta capacidad intelectual.

Las AACC de tu hijo están amparadas por la ley

El colegio es una de las mayores fuentes de estrés para los padres de los niños dotados porque no siempre es fácil obtener la respuesta y atención que esperamos para las capacidades específicas de nuestro hijo. La ley ampara a estos alumnos: según el artículo 71 de la LOE-LOMCE ,

«Corresponde a las Administraciones educativas asegurar los recursos necesarios para que los alumnos y alumnas que requieran una atención educativa diferente a la ordinaria, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, TDAH, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar, puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado».

Es muy interesante observar cómo, para el Estado español, las altas capacidades han pasado a ser consideradas necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE). Desafortunadamente, los profesores no tienen los estudios adecuados para atender estas necesidades porque las Altas Capacidades siguen siendo una anécdota escueta en las materias de los docentes.

Esta modificación de la ley supone la búsqueda de equidad que presume que cada niño merece recibir la educación que necesita y no para todos la misma (igualdad). Y además nos dice que nuestro hijo tiene derecho de ser atendido a sus necesidades del mismo modo que un alumno con discapacidad intelectual.

Enlace a los cuestionarios orientativos para la detección de la alta capacidad en niños:

https://webs.ucm.es/info/sees/web/diagnosticos.htm

_________________________________________________________________________________________________________

 *Bea Sánchez, experta en Diagnóstico y Educación de niños con Altas Capacidades es autora del artículo y tutora del curso Niños con Altas Capacidades.

Comparte el artículo

It's only fair to share...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Artículos que pueden interesarte

Webinar Gratuito. Niños Altas Capacidades

Os invitamos a un doble  webinar 100% gratuito y 100% online en esta ocasión hablaremos sobre Niños/as de Altas Capacidades Curso Relacionado: Niños/as Altas Capacidades Este curso es una guía para aprender a detectar , comprender y  gestionar a los niños/as de altas...

3 pistas para detectar las Altas Capacidades

El 90% de los niños/as de Altas Capacidades NO son detectados. En este post te damos tres pistas para aprender a identificarlos .  Curso relacionado: Niños/as de Altas Capacidades Este curso es una guía para la gestión emocional de los niños de altas capacidades...

3 Comentarios

  1. Lucia

    Miy necessrios los he puesto en practica con los temas de ciencias sociales

    Responder
    • Tulabooks

      ¡Gracias Lucía! 🙂

      Responder
  2. segundo rodriguez acate

    muy interesante me ayudare hacer mejor mi trabajo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Educar en Inteligencia Emocional CURSO ONLINE

Curso-programa en el que desarrollamos nuestro para el fomento de la Inteligencia Emocional , de los niños de los 3 a los 12 años; usando cuentos, juegos, actividades creativas y música. 

INICIO: LUNES 9 DICIEMBRE

Más Información