Hace unos días compartíamos una entrada con las principales causas de conflictos en el aula, decíamos que era importante identificar las principales causas para poder abordarlos correctamente. Hoy hablaremos de distintas técnicas que podemos usar para resolver conflictos .

Estas técnicas de resolución de conflictos proporcionan maneras seguras y estructuradas de solucionar los agravios, los sentimientos y las diferencias de opinión, de modo que el conflicto pueda servir para un propósito útil.

Este material forma parte del curso Educación Emocional en el Aula

A continuación proponemos algunas técnicas útiles

1. Arbitrar. 

La mayoría de prácticas de resolución de conflictos que realizamos entre los niños son la mediación o el arbitraje. Es una manera de ayudar a las personas a manejar sus diferencias en presencia de un observador imparcial, calmado y que mantiene la justicia.La justicia es muy importante para los niños;  debemos intentar ser tan imparciales como sea posible. La mediación necesita cierto tiempo y  debemos darle el tiempo que requiera. Proponemos los siguientes pasos:

 1. Dígales a los niños que cada uno de ellos tendrá la oportunidad de contar su versión de la historia sin interrupción.

2. A medida que cada niño habla, haga que primero diga cuál era el problema y luego lo que pasó durante el conflicto.

3. Si el problema todavía existe, ayude a los participantes a desarrollar algunas soluciones posibles y a escoger una para llevar a cabo.

4. Si el problema ya no existe, pregúnteles a los participantes si había maneras más eficaces de resolver el problema que la que escogieron.

2. Escucha Reflectiva

La escucha reflectiva o activa es una manera de parafrasear y repetirle a quien habla lo que ha dicho. Esto le da una oportunidad al interlocutor para afirmar o corregir nuestra percepción. Es una técnica de mediación muy útil. La escucha reflectiva no es una técnica de resolución de conflictos por sí misma sino que es una técnica de medicación. Es reconocida en los círculos de resolución de conflictos como un mecanismo para clarificar la percepción. También le permite a uno identificar más claramente lo que las personas piensan y sienten sobre una situación de conflicto. A veces esto es suficiente para resolver el conflicto. Otras veces, puede simplemente ayudarnos a definir el problema claramente.

Pasos para ponerla en práctica:

1. Podemos reflejar usando frases tales como “parece que…..” “en otras palabras,…..” o “lo que quieres decir es…..“

2. Cuando recurramos a parafrasear, intentemos reflejar el contenido emocional al igual que el fáctico. La siguiente fórmula es útil para lograrlo: “Parece que te sientes….. porque…..” . El escuchar de manera reflectiva tiende a desacelerar las interacciones. Tengamos presente que está diseñada para clarificar las situaciones, no para retardarlas de manera enloquecedora. Usar  de forma selectiva.

3. Contar Cuentos

La técnica de contar historias o cuentos ayuda a los niños pequeños a distanciarse de un conflicto para que puedan discutir sus conductas. Es especialmente buena para la resolución pública de conflictos.

Algunas ideas que pueden resultar útiles:

1. Cuando la historia alcance el punto del conflicto, detengámonos y pidamos sugerencias a la clase sobre cómo resolverlo.

2. Incorporemos una de las sugerencias en la historia, y hagamos llegar a una conclusión.

3. Pregúnteles a los participantes en el conflicto si esto satisfaría realmente sus necesidades y si es algo que ellos podrían ensayar la próxima vez que tengan un problema. 

4. Cuestionario de Pelea

El cuestionario de pelea es una manera de lograr que los niños observen cuidadosamente un conflicto en el que están involucrados. Haremos que los rellenen como una de las consecuencias (efectos o “sanciones”) ante infracciones a la regla de “no pelear ”.

1. Cuando los niños se hayan tranquilizado de su pelea, señale lo absurdo de pelear. No pida una explicación. En cambio, deles un “cuestionario de pelea” para que lo llenen.

2. Cuando los hayan completado, léalos con los participantes. No discuta cómo o por qué se desarrolló el conflicto, sino lo que los estudiantes han dicho que harán en una situación semejante en el futuro. Pregunte, “¿Esta acción resolverá el problema mejor que pelear?”

3. Intercambiaremos los cuestionarios cuando terminen y  pediremos que escriban sus reacciones ante las anotaciones del otro.

EJEMPLO CUESTIONARIO DE PELEA

Nombre:________________

 ¿Con quién peleaste?

¿Cuál fue el problema?

¿Por qué empezaste a pelar? (2 razones)

¿Por qué peleó la otra persona contigo?

¿Pelear soluciona el problema?

¿Puedes decir 3 cosas que ensayarías si esto sucede otra vez?

 ¿Quieres decirle algo a la persona con quien peleaste?

El cuestionario de pelea proporciona una idea clara de cómo proceder hacia una solución del conflicto. Llenar el cuestionario de pelea también les da una oportunidad a los participantes para calmarse antes de confrontarse el uno al otro.

Este material forma parte del curso Educación Emocional en el Aula

descargagratis



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies