Leer no es una actividad natural para los humanos (hemos hablado de ello en este post), nuestro patrimonio genético no incluye instrucciones ni circuitos destinados a la lectura; pese a todo,  con esfuerzo , podemos reciclar ciertas predisposiciones de nuestro cerebro y así volvernos lectores expertos.

Este material forma parte del curso online Aprender a Leer 

Pero, ¿cómo es nuestro cerebro ANTES de aprender a leer, con qué circuitos contamos?

Mucho antes de aprender a leer, el niño ya tiene un dominio asombroso del lenguaje hablado; de hecho imágenes de neuroscann nos muestran que el niño cuando oye frases u oraciones de su lengua materna ya desde los primeros meses de vida , activa las mismas regiones cerebrales que activan los adultos.   Veamos las distintas etapas.

  • Al nacer y hasta los 6 meses, el bebé es capaz de oír los sonidos de todas las lenguas  del mundo (estado lingüista universal), pero sobre todo escucha la melodía de las frases.
  • Hacia los 6 meses se vuelve particularmente sensible a las vocales de su lengua materna; algunos meses más tarde, llega el momento de estabilizar las consonantes y comienza a asimilar las reglas fonológicas que gobiernan su lengua de referencia y que permiten combinar los fonemas para formar palabras.  Antes de haber cumplido el año el bebé ya dispone de un embrión de léxico mental: ubica algunas palabras en frases.
  •  Hacia los dos años surgen las reglas gramaticales cuando el niño reconoce la diferencia entre “ el camino” (sustantivo) y “ yo camino” (verbo); también comprende la importancia del orden de las palabras (“ buenos días” vs “ días buenos” ).
  •  Hacia los 3 – 4 años las frases se vuelven elaboradas, a pesar de que sus vocabulario  todavía se incrementa a razón de más de una decena de palabras diarias , para entonces podemos considerarlo ya un lingüista experto.

Sin embargo este conocimiento de la lengua no es consciente. En otras palabras, el niño sabe , pero no sabe que sabe.  Antes de aprender a leer, el cerebro ya maneja los fonemas de manera inconsciente, implícita, aunque sofisticada.El conocimiento del lenguaje es inconsciente e implícito porque no sale de los límites de circuitos neuronales especializados.

Aprender a leer es hacer añicos esta especialización, porque para aprender a leer es necesario tomar conciencia de las estructuras del lenguaje oral : las palabras, las sílabas, los fonemas. La lectura las vuelve accesibles al seguir una nueva vía: LA VISIÓN.

Resumamos.

  •  El cerebro del bebé ya está organizado para procesar el habla.
  • Posee un conocimiento sofisticado de la lengua en múltiples niveles: organización de fonemas, reglas fonológicas, reglas gramaticales…
  •  Pero es un conocimiento INCONSCIENTE.

Aprender a leer significa SER CONSCIENTES de las ESTRUCTURAS DE LA LENGUA ORAL a fin de VINCULARLAS con el código visual de las letras. 

Este material forma parte del curso online Aprender a Leer 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR