El juego es un mecanismo natural arraigado genéticamente que despierta la curiosidad, es placentero y nos permite adquirir capacidades imprescindibles durante toda la vida para desenvolvernos mejor en el mundo que nos rodea. Los mecanismos cerebrales innatos del niño le permiten, a los pocos meses de edad, aprender jugando. Nos gusta jugar porque al hacerlo se libera dopamina que hace que la incertidumbre asociada al juego nos motive constituyendo una auténtica recompensa cerebral y que exista ese feedback tan importante para el aprendizaje.

Este material forma parte del curso Neuroeducación

¿Por qué el juego impulsa el aprendizaje? 

Hoy sabemos que tanto en el nivel neuronal como en el conductual, lo importante para el aprendizaje es la anticipación  de la recompensa ( motivación intrínseca , hemos hablado de ello en este post.) . Sabemos también que la manera natural de aprender es una simple ecuación participación+ predicción = activación curiosidad = anticipación recompensa (liberación dopamina) = motivación = activación atención , si quereis leer en detalle en este post hemos hablado de manera extensa de Cómo aprendemos. El Círculo virtuoso del aprendizaje.

comoaprendemos

¿Qué papel tiene el juego en este círculo virtuoso? El juego capta la atención del alumno y su cerebro se motiva a través de las continuas predicciones que va haciendo. En este sentido, la elección en el juego es importante porque ha de suministrar los retos adecuados que permitan, a través de un feedback continuo, ir superando etapas y así manteniendo el interés o motivación para la tarea. (hemos hablado de manera extensa de este tema en este otro post).

Se ha comprobado que los estudiantes son capaces de asumir mayores riesgos cuando las tareas escolares se presentan como juegos (Howard-Jones, 2011). Y también sabemos que la formación de la memoria explícita, esa que es tan importante en los contextos educativos, está directamente relacionada con la activación del sistema de recompensa cerebral (Howard-Jones, 2014).

¿Qué beneficios tiene el juego? 

  • Placer y satisfacción: a través de la necesidad natural que constituye el juego, el alumno prueba, explora y asume con normalidad el error porque le permite mejorar y eso constituye una gran satisfacción. Disfruta el proceso.
  • Estimula la curiosidad: el juego permite al alumno descubrir nuevas oportunidades y le hace ser más creativo. Ir avanzando requiere que se vaya preguntando continuamente sobre qué decisiones tomar.
  • Estimula el afán de superación, de reto y la autoconfianza: el feedback generado a través del juego hace que el alumno persevere y siga afrontando los nuevos retos. Y esto mejora la autoestima, el reconocimiento social del resto de compañeros y constituye una estupenda forma de fomentar la resiliencia.

En la práctica ¿Cómo introducir el juego en el aula? 

Algunas estrategias que podemos aplicar en cualquier área curricular: 

  1.  HACER PREGUNTAS DE PREDICCIÓN . Sistema de recompensa motivación.

La dopamina es un neurotransmisor que, cuando se libera en cantidades más altas que habituales, va más allá de la sinapsis y fluye a otras regiones del cerebro produciendo una poderosa respuesta placer. Después de hacer una predicción, la elección, o acción, y recibir retroalimentación que era correcta, la recompensa de la liberación de dopamína induce al cerebro a buscar oportunidades futuras para repetir la acción.

El cerebro humano, al igual que la de la mayoría de los mamíferos, ha cableado respuestas fisiológicas que tenían un valor de supervivencia en algún momento de la progresión evolutiva. El sistema de la dopamina-recompensa es alimentada por el reconocimiento del cerebro de hacer una predicción, la elección o respuesta de comportamiento exitoso.

2. DESAFÍA A TUS ALUMNOS .Sin esfuerzo no hay ganancia

El beneficio de supervivencia del sistema de la dopamina-recompensa es la construcción de capacidades y las respuestas de adaptación. El sistema sólo está activo  para promover, mantener o repetir algún esfuerzo mental o físico cuando el resultado no está asegurado. Si no hay riesgo, no hay recompensa

Es decir, el sistema sólo se activa cuando nos encontramos delante de un desafío. En los seres humanos, la respuesta de recompensa de dopamina que promueve el placer y la motivación también requiere que sean conscientes de que resuelven un problema. 

Para que se produzca el proceso recompensa- dopamina,  los estudiantes necesitan usar lo que aprenden de manera auténtica, para entender y reconocer su progreso con tanta claridad como lo ven al jugar videojuegos.

3. POCO A POCO. Objetivos incrementales

Cuando el cerebro recibe la retroalimentación que se ha hecho este progreso, refuerza las redes que se utilizan para tener éxito. A través de un sistema de retroalimentación,  el circuito neuronal se hace más fuerte y más durable. En otras palabras, la memoria de la respuesta mental o físico utilizado para lograr la recompensa de dopamina se ve reforzada.

Un juego de ordenador no entrega dinero en efectivo, juguetes, o incluso abrazos. La motivación para perseverar es el cerebro en busca de otra oleada de dopamina – el combustible de refuerzo intrínseco .

Algunos juegos informáticos

En muchos estudios de neurociencia se han utilizado programas informáticos basados en el juego para mejorar determinados trastornos de aprendizaje o funciones mentales e incluso, posteriormente, se han llegado a comercializar. Veamos algunos ejemplos conocidos:

  • Fast ForWord: es un programa para estudiantes disléxicos que ayuda a compensar las dificultades que tienen con el procesamiento fonológico. A través de una práctica intensiva en la que se alargan artificialmente sonidos de consonantes para poder diferenciarlas, los niños consiguen en pocas semanas procesar mejor los sonidos de palabras a través de una mejora en la integración auditivo-visual.
  • Piruletras. (dislexia) es un juego que ayuda a los niños con dislexia a superar sus problemas de lectura y escritura a través de juegos divertidos. Todos los ejercicios incluidos en Piruletras se han diseñado científicamente para tratar aquellos errores de lectura y escritura propios de los niños con dislexia
  • NeuroRacer (incremento memoria de trabajo) Con este juego de video tridimensional diseñado para realizar dos tareas a la vez, una de discriminación perceptiva y otra de coordinación visomotora (ver figura 6), se mejoró tanto en adolescentes como en personas mayores  la atención sostenida y la memoria de trabajo, dos capacidades no entrenadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR